Islandia un enigma educativo. Segunda parte

¿Será Islandia la última localidad de la globalidad?

Por Eduardo Andere M.

Eran las 10 de la mañana de un sábado frío entre el umbral del invierno y la primavera. Como todo estaría cerrado en Reikiavik incluyendo el registro en el hotel/apartamento donde estaría hospedado, de plano esperé sentado y deambulando por el bonito y moderno aeropuerto de Rek. A las 9 de la mañana acudí al departamento a dejar la maleta porque el registro sería hasta las dos o tres de la tarde. Mientras tanto salí a explorar los alrededores: mi dirección era el Museo Nacional, que guarda los tesoros de la historia islandesa. Llegué a ls 10 y está cerrado; abrirían a las 11 am. Un señor de unos 80 años de edad, con aspecto desalineado e indigente se acercó hablando en islandés, a lo que hico una expresión: «turista» y se fue hacia la puerta de entrada del edificio, me pareció que andaba en busca protección, comida o un baño. En fin. En menos de un minuto me llamó con voz fuerte para decirme que las puertas de entrada al museo estaban abiertas. Efectivamente, así era. El hombre grande, con enrome barba y melena se adentró en el museo; yo me quedé en la recepción. La tienda a un lado abierta, las salas de exhibición también abiertas, el escritorio de recepción con cientos de pequeños productos sin ninguna protección. El lugar no estaba cuidado por nadie. Esperé como diez minutos pero nadie apareció. Así que me fui a la Biblioteca Nacional. Así de confiados, digamos, gentil nobleza, y no irresponsable inocencia, es lo que marca las relaciones humanas en esta pequeña isla del Pacífico del Norte, donde se cruzan y dividen las placas teutónicas de los continentes americano y IMG_4220.

Islandia realmente logró cambiar mi estado mental y perspectiva sobre la educación en el mundo. De ser un motivo de curiosidad, junto con países nórdicos como Noruega, Dinamarca y Suecia, y teniendo una sociedad muy avanzada en tenemos de seguridad social, bienestar económico, seguridad física, ausencia de ejército, igualdad sobre todo en la géneros, democracia y transparencia entre otras virtudes, ¿porqué no destaca en las pruebas PISA y otras similares? Trataré de dar la respuesta próximamente en un segundo volumen, en ciernes, del libro sobre el Aprendizaje en el mundo de hoy. El primer tomo de esta obra (ya en impresión) estará publicado en las próximas semanas. El segundo en los próximos meses. Pero déjenme adelantar que Islandia me rompió esquemas y expectativas. Y estos en el proceso de reconciliar datos con nuevas observaciones.

La McDonaldización de la educación y la globalidad

 La Mcdonaldización de la educación y la globalidad: el caso de Islandia

IMG_4532

Por Eduardo Andere M.

¿Qué significa la globalización en la educación? El sociólogo George Ritzer acuñó esta expresión (McDonaldization). Con la chispa de genio metafórico Ritzer resumió el contenido conceptual de los efectos culturales de la globalización[1]. Si antes vestíamos de una manera y ahora lo hacemos con tenis, t-shirts y bluyín, estamos culturalmente Mcdonaldizados. Si antes comíamos tacos de carnitas con guacamole de molcajete, y ahora comemos en Taco Bell, estamos McDonaldizados. Si antes veíamos las películas de Cantinflas o Pedro Infante y ahora vemos Dr. House y Criminal Minds, estamos McDonaldizados. Si antes los niños no presentaban pruebas estandarizadas externas y ahora lo hacen (como Enlace (o como se le denomine en el futuro), Excale, Exani, PISA, TIMSS o PIRLS, y ahora lo hacemos, estamos McDonaldizados. Si antes evaluábamos a los maestros de manera holística o no lo hacíamos y ahora lo hacemos con base en los resultados de sus alumnos, estamos McDonaldizados. Si antes jugábamos en la calle a patear el bote, a las escondidas, o una cascarita, y ahora jugamos con los teléfonos digitales, estamos McDonaldizados. Entonces, maestra, maestro; mamá, papá, ¿estás McDonaldizada(o)?

IMG_4475

Estar Mcdonaldizado o globalizado significa estar culturalmente suplantado.

¿Es eso bueno o malo? Depende.

No todo en la cultura personal o local, es bueno, pero tampoco es malo. Por ejemplo, discriminar por sexo, raza, ingreso, religión o riqueza, es malo; en estos casos una intervención cultural, a través de la globalización, la persuasión o la negociación, inclusive, el derecho, o la política es bueno. En el caso contrario, educar de manera holística, integral, inclusiva, acompañando la ontogenia del cerebro de los niños, pero también su «sociogenia» de acuerdo con el contexto, valores familiares, y sabores locales, es muy valioso y debe resistir las infiltraciones externas.

Si una sociedad o cultura posee un buen equilibrio entre cooperar y competir sanamente, pero es infiltrada por competencia y ambición, «no matter what», no sólo somos testigos de una perniciosa y perversa invasión global, sino de un aniquilamiento de los químicos de la simpatía, la bondad y la compasión. Vamos, estamos matando al cerebro feliz residente en cada uno de nosotros. Sí, ganar es bueno; pero ganar siempre; significa que el otro perderá siempre; y esto, hasta en negociación es un pésimo resultado: un buen negociador sabe que si siempre gana y se traga el excedente o superávit del consumidor (así lo dirían los economistas), o simplemente, abusa de la inocencia o ignorancia de la contraparte, es el peor resultado posible en el largo plazo. Por tanto, el justo medio es la mejor receta. A veces la balanza estará cargada para un lado otras veces para el otro; el secreto es saber ¿cuándo cargarse para un lado o cuándo para el otro? Si en contextos de negociación a la contraparte le dejo una sensación de logro y relajación, le negociador querrá negociar conmigo en el futuro; si hago lo contrario; se esforzará por ganarme a la buena o la mala. Esto lo vemos con mucha facilidad con ejemplos cotidianos. Si en una fila, un semáforo, o un congestionamiento, le «doy su lugar» a otra persona y la dejo pasar primero, en la primera oportunidad que la otra persona tenga, hará lo mismo conmigo. Más que llamarse caballerosidad esto se llama reciprocidad. Es algo que le gusta al cerebro; empezando por el cerebro de los bebés: si le sonrió a un bebé, mis neuronas de la afabilidad y la serenidad serán transmitidas y el replicará con las mismas expresiones. Por el contrario si yo frunzo el ceño el bebé reaccionará tenso. La tensión solo es buena es ciertas condiciones específicas, como estado de alerta; pero no como un modus vivendi.

IMG_4573
Regresando a la ruta principal, los islandeses, bueno, algunos de ellos, están contentos de que no existan ni McDonalds ni Starbucks en Islandia. En su lugar existen sus propias cadenas de hamburguesas y cafeterías.

En educación, la OCDE, a través de la prueba PISA, está McDonaldizando al mundo; ¿cómo? Bueno, no con la prueba en sí, sino con el análisis de los resultados de las pruebas, o peor aún, con la lista de recomendaciones para reformar los sistemas educativos del mundo. Y aunque los directivos y analistas de la OCDE dicen que no influyen y que no ofrecen recetas, es como el compadre de la familia que le dice a los papás, “no me meto, pero en mi opinión deberías hacer esto…”

El análisis comparado de la educación en Islandia es excelente para probar la hipótesis de economía política y educación internacional sobre una posible McDonaldización de le educación. Será difícil encontrar un país en el mundo tan aislado y parroquial y a la vez tan cohesivo como esta pequeña y a la vez gran nación de 300 mil habitantes. Así como en el caso de Finlandia busqué la escuela más alejada y más aislada del corazón de la política educativa para comprobar o rechazar la hipótesis de la calidad educativa, ahora seleccioné a Islandia, para comprobar o rechazar la hipótesis de la globalización y sus efectos.

IMG_4331Esta historia continuará.

[1] (Para leer más sobre el tema sugiero mi libro «La cultura del aprendizaje: hogar y escuela del siglo XXI»)

Curso online: «¿Cómo es la Mejor Educación en el Mundo?»

EduMund UdemyAnunciamos la publicación del curso en línea «¿Cómo es la Mejor Educación en el Mundo?».

Acompaña al Dr. Eduardo Andere, analista y escritor, especialista en educación comparada, en su viaje alrededor del mundo para estudiar los sistemas educativos de los países con más alto desempeño en PISA. En este curso se analizará la utilidad y alcance de las pruebas estandarizadas internacionales. Así mismo, se presentarán las características más relevantes de los sistemas educativos de alto desempeño y su ubicación en la geografía de la educación mundial. Las personas que vean este curso podrán brevemente conocer la enorme diferencia en culturas, políticas y procesos educativos, y aprenderán que la educación comparada en el nivel intencional juega un papel doble: por un lado es un terreno fértil de experiencias; por otro, una oportunidad de reflexión sobre la complejidad de los temas educativo y de aprendizaje. No hay un camino sino varios de elevar la calidad educativa. Nadie tiene un fórmula secreta de la calidad de la educación. Dicho en términos coloquiales: «there is more than one way to skin a cat». («Hay más una manera de esquilar un gato»).

El curso breve tiene un costo regular de 48 USD. Para los amables lectores de este blog, existe un precio especial de 38 USD. Pueden registrarse al curso en este enlace.

Esta conferencia pretende ser una breve introducción al tema de educación comparada, para conocer las mejores prácticas educativas a nivel mundial. En el futuro, se ofrecerán cursos más detallados y amplios sobre diferentes países y temas.

Dirigido a maestros, estudiantes, educadores, directores de escuela, supervisores, autoridades educativas, padres de familia, y en general personas interesadas en la educación.

Metas y Objetivos del curso:

* Conocer la utilidad de las pruebas estandarizadas de desempeño educativo que se aplican a nivel internacional, especialmente PISA.

* Comprender qué nos dice (y qué no nos dice) PISA en el marco de la educación comparada.

* Obtener una visión general de las mejores prácticas educativas a nivel mundial.

* Conocer los principales temas debatidos en el mundo de la educación comparada internacional.

* Disfrutar de un breve recorrido por nueve de los países con alto desempeño en PISA y con extraordinarios ambientes de aprendizaje.

El portal educativo Udemy es el lugar donde se aloja este curso.

En total, el curso se divide en cuatro módulos, 19 lecciones y casi 90 minutos de conferencias en video y material adicional en PDF. Una de las enormes ventajas del curso en línea es que puede ser llevado en los propios tiempos y ritmo de cada participante, y volver a ver las sesiones cuantas veces se quiera. Una vez inscrita una persona, el curso permanece para siempre en su cuenta de Udemy. Además, es posible hacer preguntas dentro del mismo portal,  ver las preguntas y respuestas de otros estudiantes e interactuar con ellos.

Para tener acceso, es necesario crear una cuenta en Udemy. Con ese mismo usuario y contraseña, es posible volver a entrar cuantas veces se desee al curso y a cualquier otro al que se inscriban dentro del portal, muchos de ellos con acceso gratuito de tiempo en tiempo.

Contenido del curso:

Sección 1: Presentación del curso

Clase 1. Presentación.

Clase 2. ¿Quién es Eduardo Andere?

Sección 2: La mejor educación en el mundo.

Clase 3:  Introducción. La Educación alrededor del Mundo.

Clase 4: Evaluaciones internacionales: PISA, TIMSS y PIRLS

Clase 5: ¿Para qué sirve PISA?

Clase 6: ¿Cómo es la mejor educación en el mundo?

Clase 7: ¿Aprendizaje o Desempeño?

Sección 3. Visión general.

Clase 8: Visión general: Finlandia, Corea del Sur, Singapur, China, Nueva Zelanda y Escocia

Clase 9: Visión general: otros países

Sección 4: Sistemas educativos del mundo

Clase 10: Finlandia

Clase 11: Inglaterra

Clase 12: Escocia

Clase 13: Bélgica – Flandes

Clase 14: Singapur

Clase 15: Australia

Clase 16: Corea del Sur

Clase 17: Estados Unidos

Clase 18: Canadá

Clase 19: Palabras finales