Crianza, escuela y aprendizaje

Crianza y Escuela:

Si quieres saber cómo la crianza se relaciona con el aprendizaje, cuál es la mejor manera, cuándo y cómo, de enseñar valores y emociones; qué tipo de escuela es mejor para mis hijos, qué tipo de método pedagógico es más apropiado, cuál es la mejor forma de escuela y aula en la era digital, cómo serán las escuelas del futuro, cuál es la diferencia entre criar y enseñar y entre enseñar y aprender, cuál es la diferencia entre educar para ganar y educar para crecer y cuál es el verdadero papel de la tecnología digital en la educación de los niños y jóvenes, este seminario es para ti. Más informes en: BLOG o PÁGINA. Pocos días para inscribirse a precio reducido. A la primera persona interesada en participar que nos diga vía el BLOG del Dr. Andere o la página de Facebook del Dr. Andere, el título y autor de la pintura representada en la fotografía recibirá un 15% de descuento para asistir al seminario.

La posvoz popular en el siglo XXI: globalidad, corrupción y eficiencia

Nueva York. Noviembre 7, 2018. Vivimos épocas de cambios y contrastes. También vivimos épocas de derrumbes de mitos. Hace apenas un par de décadas los sistemas educativos en el mundo se reformaban para enseñarles a los niños las habilidades para vivir en un mundo más global, abierto, democrático y competido.

Tengo en mis manos un libro de 2002 de una prestigiada académica, Nelly Stromquist, titulado: “Educación en un mundo globalizado”. En las conclusiones la profesora dice: “El concepto de ciudadanía está siendo redefinido, de facto, por los altos niveles de migración y por una cultura de globalización (…). Los educadores (…) se enfrentan con pesadas responsabilidades en la era de la globalización.”

Hoy en día, con la caída de las democracias en el mundo (solo 4.9% de la población mundial vive en democracias completas); el aumento de gobiernos autoritarios (la tercera parte de la población mundial vive bajo autoritarismo); con el nuevo proteccionismo, liderado por Brexit y Trump, y la monumental guerra de tarifas entre Estados Unidos y China; con la significativa reducción en la tasa de aceptación de migración de países ricos, al pasar de 3.1 millones de migrantes en 2010 a 2 millones en 2015, y con el aumento de gobiernos nacionalistas o ultranacionalistas, populistas o conservadores, y la entronización en el seno de la ONU, por parte de Trump, supuesto “líder del mundo libre”, de jerarcas totalitarios, se pinta un panorama poco promisorio en el corto plazo para la humanidad.

Para los nuevos líderes emergentes que pregonan políticas nacionalistas y proteccionistas, contrarias a las fuerzas del mercado, y al interés común, su arma de popularidad ha sido la creciente, persistente y percibida desigualdad entre los pocos muy ricos y los muchos muy pobres que ha dejado la renovada Pax Americana a partir del deshielo de la Guerra Fría, 1990. En estas condiciones, para estos líderes es muy fácil echarles la culpa a los extranjeros de todos lo males internos, o a la corrupción de todas las desgracias de la población.

Sin embargo, ni los extranjeros ni la corrupción son los peores enemigos de la nueva era proteccionista. El verdadero enemigo es la ineficiencia o “corrupción cínica” detrás de la posvozpopular.

En muchos casos de las decisiones gubernamentales no hay ilegalidad o corrupción, pero sí ineficiencia o despilfarro. A veces los costos de la ineficiencia o despilfarro pueden ser superiores a los de la ilegalidad o corrupción. No existe un delito que tipifique la ineficiencia.

En las democracias simuladas, como la estadounidense, la mexicana, la británica o la brasileña donde los líderes no ganan en una justa de ideas razonadas y fundamentadas en los hechos sino con base en posverdades (distorsión deliberada de una realidad con el fin de influir en la opinión pública) el peligro es que en los plazos mediano y largo el daño sea generalizado sobre todo para quienes apoyaron (posvoz) la idea oculta detrás de la posverdad.

Se requiere de líderes profundamente auténticos y éticos, antes conocidos como estadistas, que sean capaces de analizar la verdad o la realidad detrás de una auto-imagen narcisista alimentada por la “posvoz” populista (idea de que la voz populista, por ser mayoritaria, es verdadera o correcta).

El martes pasado en un día lluvioso, nublado, y propicio para el boleto republicano (porque la gente sale a votar menos en días lluviosos y entre menos votantes el resultado se carga más hacia el partido del elefante) se llevaron a cabo las elecciones de medio término. Tal y como se esperaba, los republicaron ganaron y aumentaron la mayoría en el Senado pero la perdieron en la Cámara Baja. Esto implica, por lo menos para dos años, un gobierno dividido. Lo cual es bueno, en este caso, para todos.

Trump ha demostrado una impresionante capacidad de comunicación a través de Twitter y lo seguirá haciendo con posverdades. Lo que ha resultado en una sociedad dividida y segregada, con posiciones extremas que buscan grandeza en el proteccionismo, y odio a todo lo que es diferente; lo que no es “americano”. Trump, como otros líderes de este nuevo siglo, confunden el significado del ciudadano decente, en el mejor sentido aristotélico. No es la condición de estadounidense, mexicano, británico o brasileño lo que hace al buen ciudadano; si la condición de buen ciudadano lo que hace al buen estadounidense o mexicano.

Así como debemos re-pensar los beneficios de la transparencia en contraste con los costos económicos de la ineficiencia, debemos re-pensar los beneficios de la democracia en contraste con los costos de la posverdad y la posvoz. La posverdad es al líder como la posvoz es a los seguidores.

Si queremos un futuro iluminado para nuestros hijos, necesitamos más integración y menos polarización; necesitamos más verdad y menos simulación; más transparencia y sobretodo más eficiencia. Un líder auténtico debe, por supuesto, pensar en los costos de la corrupción, pero también de la ineficiencia.

Democracia Transp Educacion 2018

 

 

 

eduardoandere.net

 

 

 

 

El fin de la filosofía: ¿Será?

El fin de la filosofía ¿Será?

Por Eduardo Andere M.

El secreto de las buenas relaciones políticas, humanas y diplomáticas es ensalzar lo positivo y suavizar lo negativo. Cada vez que le decimos algo negativo a una persona automáticamente nuestro cerebro produce los químicos de la agresión, el miedo y la angustia tanto en la persona que criticamos como en nosotros mismos. Sin darnos cuenta, nuestro cerebro que nos tiene secuestrados nada en un mar de químicos bautizados por nuestro cerebro racional como ansiedad, miedo, angustia, coraje, rechazo, animadversión. Pero cada vez que aprovechamos una oportunidad, inclusive difícil o incómoda, para decir algo bueno o positivo, generamos los químicos de la empatía, el acercamiento y la felicidad.

Los cócteles de la tristeza y la felicidad no duran mucho en el sistema encefálico cerebral, todo pasa. Pero si somos capaces de producir o provocar muchos momentos de felicidad entonces la sumatoria es una gran felicidad.

Quizá la parte más significativa del cambio de siglo y de milenio para la humanidad es la decisión del cerebro humano de estudiarse a sí mismo, donde impresionantes hallazgos de la ciencia modificarán todo lo que hemos sostenido, por miles de años, como verdades absolutas entre ellas la virtud, la bondad, los hábitos, las sensaciones, la religiosidad y la divinidad, para ubicarlas en el cerebro humano.

Los avances en la biología celular y la bioquímica de la vida, así como la producción de nuevas tecnologías de imagen que pueden literalmente “observar” el cerebro cuando producimos algún pensamiento, experimentamos alguna emoción, predecimos alguna conducta, cambiarán por siempre la forma en que pensamos sobre el significado y el propósito de la vida, y en especial, de la vida humana.

El conocimiento del cerebro, que en realidad cumple con el dictumsocrático “conócete a ti mismo”, no significa piensa en tus virtudes y vicios, o en tu capacidad de decisión de lo bueno sobre lo malo como lo propondrían Sócrates, Aristóteles y Platón. Significa, en cambio, “conoce a tu cerebro”; y descubre, en los billones de células neuronales y gliales y los trillones de conexiones dónde se producen y descansan, tus emociones y pensamientos que se producen antes de hacerlos conscientes. Este conocimiento cambiará para siempre los paradigmas de la humanidad.

La filosofía, madre de todas las ciencias, naturales, sociales y humanistas, tendrá que unirse a la neurociencia para transformar la sabiduría de sus lucubraciones en la ciencia del pensamiento, la ciencia de la bondad y en la ciencia de la felicidad.

“Somos nuestro cerebro” como diría, el neurobiólogo neerlandés D.F. Swaab, o más acuciosamente, somos nuestro cerebro en un entorno o ambiente, como precisaría el profesor en ingeniería biológica y ciencias del cerebro y la cognición del M.I.T., Alan Jasanoff, que incluye al cuerpo humano que lo contiene, entraña una profunda transformación de la forma en la que pensamos o vivimos.

No somos seres humanos que estudian un cerebro, sino más bien somos cerebros que estudian al ser humano. No fue el ser humano quien le dio nombre al cerebro sino el cerebro el que nos bautizó como ser humano.

La segunda parte del siglo XXI será monumental en cambios de paradigma. La verdad neurológica sustituirá a la verdad filosófica. La nueva verdad impactará caóticamente nuestros conceptos de los valores humanos, inclusive la necesidad religiosa del cerebro, como lo sugieren el antropólogo Lionel Tiger y el psiquiatra y biomédico M. McGuire en su libro el “Cerebro de Dios”, y la forma de relacionarnos.

Los niños de hoy, vivirán un mundo con paradigmas completamente diferentes a los de ayer. La transición será monumental y estruendosa. Las tecnologías de información y comunicación y los hallazgos de las neurociencias transformarán para siempre el concepto de humanidad.

Los niños de hoy cuando sean adultos en la segunda mitad del siglo, seguirán sintiendo felicidad y tristeza, amor y odio, serenidad y ansiedad; tomarán buenas y males decisiones, pero sus lucubraciones sobre las mismas no serán filosóficas, sino neurológicas. El origen de mis acciones y decisiones no se encontrará en una lucubración ética entro lo bueno y lo malo, sino en el hurgar sobre el funcionamiento misterioso y maravilloso del cerebro, en su mayor parte automático o inconsciente, y el que realmente decide nuestras acciones antes de que las hagamos conscientes.

Estos hallazgos han empezado a cambiar, por ejemplo, los conceptos mismos de la pedagogía. En lugar de preparar a los maestros con temas de didáctica o enseñanza, se les prepara con materias intituladas “interacción” y “comunicación” donde los maestros del futuro aprenden cómo relacionarse positivamente, y cómo el expresarse con amabilidad y resaltar las cualidades en lugar de los defectos es la mejor forma de aprender y ser felices.

 

eduardoandere.net

 

 

Salarios altos: mejores maestros, por tanto, mejores estudiantes. ¡Espera un momento!

Por Eduardo Andere M.

Los niveles salariales de los maestros varían mucho según los países.  Algunos países pagan salarios muy altos, otros muy bajos. Si comparamos únicamente salarios nominales (es decir, sin considerar compensaciones especiales o prestaciones) para todos los niveles de educación (preprimaria, primaria, secundaria y media superior), Luxemburgo y Suiza, seguidos de Corea y Alemania, son los países que más pagan entre los países miembros de la OCDE. La República Checa y la República Eslovaca son los países en donde los maestros reciben los salarios más bajos. (OCDE, Education at a Glance 2018).

Es extremadamente difícil, quizá imposible, hacer comparaciones sólidas de los salarios de los docentes entre los países. Es aún más difícil correlacionar esa débil comparación con el rendimiento de los estudiantes. Si lo hiciéramos, tendríamos correlaciones muy extrañas.

Tomemos, por ejemplo, un país de muy alto rendimiento en PISA, digamos Finlandia, y países de muy bajo rendimiento, digamos, México y Chile, entre los miembros de la OCDE. Comparemos sus salarios nominales, convertidos a paridad de poder adquisitivo (una métrica “que compara las monedas de diferentes países” con una canasta de bienes de consumo; por ejemplo, qué puede comprar un dólar estadounidense en los Estados Unidos, y que puede comprar, el mismo dólar, en otros países como Finlandia o México).

Veamos la comparación de los salarios nominales, en dólares de paridad del poder adquisitivo (ppa), de maestros finlandeses, mexicanos, chilenos, estadounidenses y checos. Tomemos el salario de los maestros de secundaria en la parte más alta de la escala de salarios en cada país, digamos el tope de salario para dichos maestros. Los maestros finlandeses ganan $46,257 dólares estadounidenses (convertidos por la métrica ppa), mientras que los maestros mexicanos, chilenos, estadounidenses y checos obtienen: $51,139, $43,760, $68,046 y $24, 901, respectivamente. El salario promedio de la OCDE para los maestros en este nivel de educación es de $ 56,874. (OCDE, Education at a Glance, 2018, Tabla D3.1.a. Datos para 2017).

Bueno, como todos sabemos, Finlandia es el país con el más alto o uno de los más altos niveles de desempeño en PISA entre los 36 países miembros de la OCDE. México y Chile son los países de menor rendimiento. La República Checa, con el segundo salario más bajo entre todos los países de la OCDE, tiene un rendimiento relativamente alto en PISA, ciertamente en un nivel más alto que México, Chile y similar a los EE.UU. Los estudiantes de la República Checa y los estadounidenses obtuvieron más o menos un nivel cercano al promedio de la OCDE para PISA 2015 en Lectura y Ciencia. En Matemáticas, los estudiantes estadounidenses obtuvieron un resultado significativamente por debajo del nivel medio de la OCDE.

En el mismo nivel de secundaria y en el tope del salario, los maestros de Luxemburgo ganan el salario más alto, $138,279 dólares (ppa) por año; los maestros eslovacos ganan el salario más bajo, $21,225 dólares. Sin embargo, los estudiantes de ambos países se desempeñaron de manera más o menos similar en PISA 2015. Mientras que el nivel de desempeño de los estudiantes de Luxemburgo en Ciencia, Lectura y Matemáticas fue de 483, 481 y 486 puntos, el nivel de desempeño de los estudiantes de la República Eslovaca fue de 461 en Ciencia, 453 en Lectura y 475 en Matemáticas, no muy lejos entre ellos, aunque con una diferencia salarial enorme. Los maestros de Luxemburgo ganan más de 110 mil dólares comparables que los maestros eslovacos (OCDE, PISA 2015. Vol 1, p.44).

Entonces, ¿cuál es la historia detrás de la historia? En primer lugar, el salario nominal es solo una parte de la historia; hay otros beneficios que reciben los maestros que no están incluidos en dicho salario utilizado por la OCDE para hacer las comparaciones. Esto hace que la comparación sea extremadamente difícil. En segundo lugar, aunque la métrica “ppc” intenta estandarizar los salarios, no existe una métrica que incorpore la calidad de los productos en la canasta de productos incluida para el análisis de “ppa”. La métrica “ppa” mide la cantidad de leche, carne, transporte público o vegetales, que se puede consumir por ejemplo con un dólar, pero no incorpora la calidad de los productos. Existe un factor adicional, todavía más importante para la comparación internacional, que no es considerada por la métrica. Se trata del ambiente o entorno de enseñanza y aprendizaje.

Los maestros finlandeses pueden ganar menos salario nominal que muchos de los maestros de todo el mundo, pero cuando un maestro finlandés respondió a mi pregunta “¿por qué eres maestro a pesar de que los salarios no son muy altos?” Me dijo: “Es el paquete: el salario es suficientemente bueno, los beneficios y prestaciones complementarios también son lo suficientemente buenos, la seguridad social es excelente, el período de vacaciones es extenso; mis hijos pueden ir gratis a excelentes escuelas, y el ambiente entre colegas y todo el entorno de enseñanza y aprendizaje en la escuela son maravillosos”.

Por supuesto, todos queremos mejores salarios. Los maestros merecen altos salarios. Su trabajo es extremadamente importante no solo para los niveles de desarrollo individual, comunitario y nacional, sino también para la sociedad y ciudadanía globales. Esa es la motivación extrínseca. Pero el núcleo de la enseñanza y el aprendizaje, y la felicidad de los maestros proviene de la motivación intrínseca. ¿Por qué los docentes quieren convertirse en docentes en primer lugar? Necesitamos salarios más altos para reforzar, no para suplantar la motivación intrínseca; y también, en sintonía con la motivación intrínseca y los salarios gratificantes, necesitamos ambientes de aprendizaje agradables, colegiales y positivos en las escuelas y las comunidades.

 

Libros del Dr. Andere en formato electrónico

Mis siguientes libros se encuentran en formato electrónico y también en pasta blanda :

1. La escuela rota: sistema y política en contra del aprendizaje en México

Tienda México

Tienda Estados Unidos

2. Director de escuela en el siglo XXI: ¿jardinero, pulpo o capitán?

Tienda México

Tienda Estados Unidos

3. Democracia, transparencia y educación: demagogia, corrupción e ignorancia

Tienda México

Tienda Estados Unidos

Perspectivas de la educación en México

Seminario: De la educación de Peña a la Educación de AMLO

Los días 24 y 25 de agosto de 2018 ofreceré un seminario de dos días sobre las perspectivas de la educación en México en la transición de dos administraciones gubernamentales. No solo se trata de una cambio sexenal de administración y Estado sino de un fuerte cambio en ideologías, métodos y metas. La educación está en medio de ese cambio. Por tanto, este seminario dará poderosas herramientas para quienes toman decisiones y quieren saber los límites del cambio, lo qué sí se puede hacer y lo qué no se puede hacer, lo que padres de familia, maestros y directores de escuela pueden aplicar sin importar los vaivenes de la política educativa. Más información sobre el proceso de inscripción y costos en Seminario. Más información sobre los contenidos en este video:

 

 

El futuro de la educación en México

 

Seminario

De la educación de Peña a la educación de López Obrador

Todos los libros EAM

Objetivo: El seminario ayudará a los participantes a tener una visión estratégica sobre la educación y el aprendizaje a partir del análisis de la reforma educativa de Peña. Esto les permitirá, por un lado, distinguir los aciertos y errores de la reforma y comprender cualquier rumbo que tome la política educativa de López Obrador; lo que podrá cambiar y lo que no podrá cambiar, y los tiempos. El seminario preparará a los participantes sobre la relación entre la pedagogía y los fenómenos de la vida en el siglo XXI, como globalidad, digitalización, multiculturalidad y la lucha entre la “McDonaldización” de las culturas mundiales y el resurgimiento del nacionalismo y proteccionismo.

Las escuelas no son entidades aisladas de las realidades y fenómenos que las rodean. Por tanto, entre más conozcan los directivos, maestros y autoridades educativas locales sobre los fenómenos que impactan a la política educativa podrán mejorar la planeación escolar, las sesiones cotidianas de aula y la conexión entre la pedagogía y el mundo que enfrentarán los niños y jóvenes cuando egresen de la escuela. El seminario ayudará a los maestros y directivos escolares a entender el lenguaje de los políticos y autoridades educativas y el lenguaje de los exigentes padres de familia del siglo XXI.

El seminario también ayudará a las nuevas autoridades educativas y legislativas de todo el país a realizar una labor más informada sobre lo que sí funciona y no funciona en la educación y el aprendizaje de acuerdo con la ciencia.

Dirigido a:

  • Nuevos funcionarios, legisladores y autoridades en materia educativa y social en los tres niveles de gobierno
  • Directivos y maestros
  • Autoridades educativas de los niveles federal, estatal y municipal
  • Reporteros y columnistas sobre temas de política educativa y social
  • Estudiantes de pedagogía, educación, docencia, psicología del aprendizaje
  • Profesores universitarios y de escuelas normales
  • Padres de familia con fuerte interés en la educación de sus hijos

 

Contenido:

Día 1

Introducción. Globalidad versus localidad

El mito del ciudadano global

Globalidad: ¿fenómeno o valor?

Hace apenas 15 años pensábamos que los niños al salir de la escuela enfrentarían una sociedad más global, más abierta, más interconectada. Hoy, esos niños enfrentan sociedades más cerradas, más proteccionistas, más nacionalistas. ¿Cuál es la lección para el pedagogo?

 Módulo 1. La política educativa y las barreras estructurales

Módulo 2: ¿Qué dice la evidencia sobre los factores que más afectan los resultados educativos?

 Módulo 3: ¿Por qué sociedades tan desarrolladas, tienen resultados educativos mediocres? ¿Qué falla: la educación o la medición de la educación?

 Día 2

 Módulo 4: Aciertos y errores de la educación de Peña

 Módulo 5: ¿Qué puede cambiar López Obrador? ¿Por dónde va México? ¿Qué es imposible revertir?

Módulo 6: El poder del aprendizaje y el poder del pedagogo. ¿Cómo pueden los directivos, maestros y padres de familia asegurar una educación de calidad sin importar el modelo educativo?

Módulo 7: Habilidades y competencias del siglo XXI: lo que aprendimos en los últimos 30 años

Fecha:

Día 1: viernes 24 de agosto de 2018

Día 2: sábado 25 de agosto de 2018

Horario: 8.30 a 17 horas

Día 1

Registro: 8.30

Introducción: 9:00 – 10:00

Módulo 1: 10.00 a 11.30

Receso: 11.30 a 12

Módulo 2: 12: 00 a 14:00

Receso (comida libre): 14:00 a 15:30

Módulo 3: 15:30 a 16:30

Ajuste de tiempo: 16:30 a 17:00

Día 2

Módulo 4: 9:00 – 10:00

Módulo 5: 10.00 a 11.30

Receso: 11.30 a 12:00

Módulo 6: 12: 00 a 14:00

Receso (comida libre): 14:00 a 15:30

Módulo 7: 15:30 a 16:30

Ajuste de tiempo: 16:30 a 17:00

INFORMACIÓN GENERAL

Costo:

Para inscripciones a partir del 21 de agosto de 2018 o el día del evento.

5, 104 pesos IVA incluido

En todos los casos: CUPO LIMITADO.

DESCUENTO

INDIVIDUAL: LOS PARTICIPANTES A LOS CURSOS O SEMINARIOS ABIERTOS DEL DR. ANDERE DURANTE 2017 o 2018, RECIBIRÁN UN 20% DE DESCUENTO EN EL COSTO DE INSCRIPCIÓN.

GRUPAL: PARA GRUPOS DE CINCO PERSONAS PROCEDENTES DE UNA MISMA INSTITUCIÓN LA SEXTA PERSONA NO CUBRE EL COSTO.

LOS DESCUENTOS INDIVIDUAL Y GRUPAL NO SON ACUMULABLES.

EL PRECIO DEL EVENTO INCLUYE

  1. Seminario taller presentado por el Dr. Eduardo Andere M.
  2. Material sobre las sesiones de trabajo entregado en formato electrónico (PDF) a cada participante ya sea por correo electrónico o descargable de algún URL un día antes del evento. Cada participante decidirá si lo imprime o lo utiliza en formato electrónico. Se entregará el material de acuerdo con los días de inscripción de cada persona.
  3. Café, refresco, agua o ambigúes en los recesos
  4. Constancia firmada por el Dr. Andere
  5. No se entregarán carpetas, ni lápices, ni plumas, ni gafetes, en el evento.
  6. Las comidas no están incluidas, ni los gastos de hotel o viáticos en general.

LUGAR

Hotel Galería Plaza. En las calles de Hamburgo 195, Zona Rosa, Ciudad de México. El hotel está ubicado a una cuadra de la Avenida Reforma a la altura de la glorieta del Ángel de la Independencia.

ESTACIONAMIENTO

Se gestionará una tarifa especial de todo el día por día que deberá ser cubierta por los asistentes.

PROCEDIMIENTO DE INSCRIPCIÓN

PASO 1: REALIZA TU PAGO

Por Banco:

BBVA BANCOMER

Eduardo Andere Martinez

Depósito en ventanilla Cuenta: 0131324462‬

Transferencia electrónica (CLABE): 012180001313244622‬

Por PAYPAL: DA CLIC AQUI PARA SER DIRECCIONADO A PAYPAL

PASO 2:  En todos los casos para completar  y asgurar tu inscripción debes enviar un correo electrónico a pulso@eduardoandere.net con los siguientes datos:

Nombre(s) completo(s) de participante(s). Escuela o Institución de Procedencia. Correo electrónico. Número de teléfono. Comprobante de pago. Datos fiscales completos para facturación en su caso.

Recibidos los pagos y la información anterior se les enviará un correo electrónico confirmando el registro. Si no reciben correo de confirmación no se completa el registro.

Política de devolución: No se darán devoluciones a partir del 11 de agosto de 2018.

Para informes: pulso@eduardoandere.net

 

Los candidatos y el futuro de la reforma educativa

¿Qué pasará con la educación, con la SEP, con el INEE, con la evaluación de maestros? ¿Continuará la reforma educativa?mexicosigueenriesgo2

Viviremos algunos meses de incertidumbre. Recordemos que el lenguaje de los políticos en campaña es diferente al lenguaje de los gobernantes y legisladores. En campaña nada importa más que ganar las elecciones. Así que las verdaderas intenciones se sabrán en algunas semanas más, una vez que tengamos gobernantes y legisladores electos. Sabemos lo que ellos han dicho en sus plataformas y en los debates. La información más reciente es la del debate del martes 12 de junio pasado. La ventaja de lo dicho en el debate sobre lo dicho en las plataformas es que todos nosotros escuchamos de las bocas de cada uno de los candidatos lo que ellos harían. En cambio, lo que está escrito en sus plataformas pasa por muchas plumas que enfatizan o suavizan, pero que no necesariamente refleja el pensamiento exclusivo de los candidatos.

Con base en dicho debate, los tres candidatos punteros dijeron, entre muchas otras cosas, lo siguiente:

López Obrador (LO) que “cancelará la mal llamada reforma educativa” principalmente en lo que toca a la evaluación de maestros y su rendición de cuentas. Si la reforma educativa tiene en grandes rasgos dos componentes: 1) la evaluación, idoneidad, ingreso y promoción de docentes y directivos; y, 2) el nuevo modelo educativo (es decir los nuevos currículos y libros de texto), hasta ahorita lo único que sabemos es que LO está más preocupado por el primer tema que por el segundo. Lo que dijo claramente es que preparará una nueva reforma educativa con los maestros y los especialistas y que mandará iniciativas al Congreso. Preparar una reforma toma tiempo. Mientras tanto hay normas que cumplir y ejecutar. El nuevo ciclo escolar comienza en agosto de 2018, más de tres meses antes del cambio de gobierno. Cualquiera que sean las intenciones, la reforma continuará para el próximo ciclo escolar. Si viene algún cambio será para los siguientes ciclos escolares. ¿Por dónde vendrán las ideas y los puntos finos de la nueva y “auténtica reforma educativa” de LO? Tenemos que esperar para ver. Hasta que su equipo de transición, en su caso, empiece a consultar, analizar y ventilar propuestas sabremos por dónde irá. Por lo pronto, el enorme transatlántico de “la educación” zarpará en agosto de 2018. Cambiar su inercia llevará tiempo y será costoso. Así le sucedió al Titanic.

Ricardo Anaya (RA) fue menos preciso por cuanto a la Reforma Educativo, dijo, palabras más o palabras menos, que no permitirá que las plazas se vendan o hereden. Y luego se enfocó al tema de la tecnología, de las brechas digitales y de la capacitación de maestros más que la evaluación. Pero, en esencia, dijo que sostendría lo fundamental de la reforma educativa. Como RA a diferencia de LO sí mencionó una medida que no requiere aprobación del Congreso, sí es posible observar, analizar y criticar. Dijo, si no me equivoco, que le entregaría un teléfono inteligente a toda la población y que a todos los estudiantes de educación media superior y superior les entregaría una tableta. Bueno, estas son medidas completamente populistas y rechazadas por la literatura seria en la materia. No es regalando artilugios tecnológicos como se mejorará la educación de los niños y jóvenes, o reducirá la desigualdad tecnológica y socioeducativa del país. Puede ser inclusive hasta contraproducente. Este punto sí es claramente negativo. Sí mencionó algo importante respecto al gasto reducido dedicado a la capacitación de los maestros por debajo del gasto destinado a la evaluación. Este es un punto positivo de reflexión para reorientar la política de evaluación educativa junto con las acciones de capacitación y profesionalización docente. Cuando Leonardo Curzio le hizo la pregunta “qué era mejor, si evaluaciones con base en muestras aleatorias o censales”, RA, notablemente se confundió sin saber técnicamente a lo que Curzio se refería.

Finalmente, el más moderado de todos, que en general sostuvo en casi todas las áreas que la solución era seguir haciendo, más o menos, lo que se ha hecho, es José Antonio Meade. Con él la Reforma Educativa continuaría prácticamente sin ninguna modificación, se consolidaría.

Lo realmente preocupante, en el fondo, para México y los mexicanos, es que los tres candidatos punteros, en mi humilde opinión, lucieron por el desconocimiento de las causas del problema educativo y las formas de resolverlo; prefirieron las acusaciones mutuas que las ideas novedosas y apropiadas. Además, se puede entrever en su lenguaje de política educativa, que no han estudiado a fondo la forma en la que los gobernantes y legisladores pueden ayudar a mejorar la educación. La retórica no ayuda.

Hay una buena noticia. No importa qué hagan, no importa por dónde se vaya el enfoque personalísimo de su política educativa, existe algo que ellos no pueden afectar. ¿Qué es eso? El aprendizaje. El aprendizaje es, en realidad, una función de la intimidad pedagógica que ocurre en el hogar y en el aula. En el nivel del aprendizaje de los cerebros de cada uno y de todos nosotros, lo que realmente importa, no es tanto el recurso o el discurso, sino la interacción humana entre los maestros y sus alumnos, entre los padres de familia y sus hijos.

Con o sin reforma educativa, la función de aprendizaje, es un debate entre el cerebro y la mente, una interacción humana entre los líderes pedagógicos y los aprendientes. Portada Director de escuela s xxiEs la decisión personal de tomar un libro, hacer ejercicio, comer sanamente, tocar un instrumento, crecer, en lugar de ver televisión, usar los artilugios tecnológicos sin fines pedagógicos o productivos, estancarse en el diván o comer sin control cognitivo cualquier cantidad de azúcar y comida chatarra. Hasta donde yo percibo, eso no depende de ninguna política o reforma educativa, depende sí, de la interacción humana; de una decisión no de ser los mejores sino de ser mejores. No importa qué hagan los candidatos, si lo que hacen las escuelas y los maestros, lo que hacen los padres de familia, es fomentar una cultura de aprendizaje. cultura_aprendizajeEn el póker de la educación, la cultura de aprendizaje mata a la política educativa.