Abiertos por la globalidad; encerrados por la globalidad. ¿Qué hacer?

Abiertos por la globalidad; encerrados por la globalidad. ¿Qué hacer?
Por Dr. Eduardo Andere M.

El año 2020 pasará a la historia como el año en el que el mundo se detuvo. Ahora, vivimos en la virtualidad. Las calles de todas las urbes y ciudades del mundo están desoladas; las personas también están desoladas, atrapadas en su propio aislamiento. El mundo se detuvo de golpe. Se acabaron las prisas, el tráfico, el ruido, los comensales, las aglomeraciones y, junto con ellos, las escuelas. ¿Qué hacer?
Esta crisis, como muchas otras, pasará. Y cuando pase, después de un tiempo, otra crisis llegará. Y volverá a pasar y así. Por tanto, la lección es adquirir habilidades para enfrentar y superar crisis, incertidumbre y desolación. ¿Cuál es el dominio de conocimiento que nos otorga esas habilidades? Liderazgo, empezando por uno mismo. Ser líder de uno mismo significa levantarse aún y cuando el cuerpo y la mente se resistan; leer y ser creativo cuando todo parece inútil, inerte, inamovible. Aprender algo nuevo; escribir algo nuevo; hacer algo diferente. Por ejemplo, si el encierro ocurre entre familias con hijos en edad escolar, en lugar de obsesionarse por cumplir un currículo que no podrá cubrirse de cualquier manera, aprovechar el momento para estar con los hijos, disfrutar, conversar, jugar juntos, relajarse juntos, crear juntos.
Si uno esta solo, o acompañado, y con abundancia de tiempo, que es lo que la mayoría ahora tenemos, es tiempo de escribir esa novela, ese cuento, esa poesía, o pintar ese cuadro, o arreglar la casa, cultivar o cuidar plantas, componer una pieza musical, aprender un idioma, y, por qué no, ver una película interesante en familia. Es tiempo de meditar, de apreciar la vida, de pensar en las prioridades, de valorar lo que uno tiene, de cuidar la naturaleza, de discernir formas de ahorrar en todo, de reducir los desperdicios y la basura, de reciclar.
Lo más triste de todo, sería que cuando la crisis termine, regresemos al mundo como éramos antes, es decir, dominados por el ímpetu individualista, donde la única empatía que practicamos es con nosotros mismos. Necesitamos una nueva humanidad: más global, menos nacionalista, menos individualista, menos destructiva, menos avara, menos cruel y más empática, más cooperadora, más ligera, más productiva, más responsable con el medio ambiente, más justa y menos ideológica.
No fue la fuerza de la justicia, ni el éxito de los mercados, ni las organizaciones internacionales lo que unió a la humanidad y la detuvo a pensar, fue un virus. Un coronavirus que, a pesar de ser un microorganismo tremendamente insignificante y no celular, solo se reproduce al secuestrar de manera sinuosa y furtiva a otros organismos celulares muy complejos como ocurre con el ser humano con alrededor de 37 billones de células. En este caso menos es más. Lo único que nos queda es actuar con inteligencia y liderazgo. La crisis pasará, lo que quedará es el aprendizaje individual y colectivo.

¡Aprender! Emociones, inteligencia y creatividad

Aprender Portada¡Aprender! Emociones, inteligencia y creatividad es el título de mi nuevo libro publicado por Siglo XXI Editores y prologado por el Dr. Antonio Rizzoli Córdoba, neurólogo pediatra. Es un libro diferente a mis obras anteriores porque está escrito, no desde el escritorio del investigador, sino desde la mente del maestro, padre de familia y aprendiente que, ensimismada en su proceso de aprendizaje, contrasta lo que la ciencia dice sobre dichos temas y lo que las escuelas y las mejores prácticas de crianza promueven para un desarrollo integral de los niños, los jóvenes y, por que no, los adultos también.

El libro te lleva de la mano sobre los avances de la neurociencia y la forma en la que aprende el cerebro; sobre la crucial importancia de la crianza para el resto de la vida; sobre la forma más adecuada de relacionar a los maestros con los niños; y sobre la importancia de enseñar las emociones para aprender las ecuaciones y no al revés. El libro esboza también las modernas teorías de la neuro-construcción de las emociones y las cogniciones. Estos temas se engarzan con las habilidades que papás y maestros de todo el mundo debemos enseñar a los niños y jóvenes para enfrentar los tremendos desafíos del siglo XXI y la rampante globalidad. No solo criamos a nuestros hijos en el hogar ni enseñamos a nuestros alumnos en las escuelas para saber más, sino para aprender a crecer, para conocer cómo funciona nuestro cerebro, para distinguir las emociones de las razones y para crear, fomentar o cambiar hábitos que nos anclan en lugar de propulsarnos.

El hilo conductor del libro es el aprendizaje, con tres sólidas secciones: emociones (para conocernos mejor), inteligencia (para tomar mejores decisiones) y creatividad para explotar mejor el potencial de cada uno. Cuando yo estaba escribiendo estas líneas comparaba mis emociones con mis pensamientos y palabras y me re-descubrí como ser humano y un ser sensible y racional. Me di cuenta que al mismo tiempo que estudiaba las ciencias de las emociones, la inteligencia y la creatividad, estaba escribiendo el tratado de mi propio crecimiento. Espero que la lectura de este libro, no solo te acerque a la literatura científica y las mejores prácticas de crianza y enseñanza, sino que te ayude a entender tus procesos emocionales y racionales internos. Y con ello a crecer. Si crezco yo y si creces tú, todos los que están a nuestro alrededor crecerán, para una vida más plena, saludable y longeva.

Aprender contraportada

Finlandia una vez más en los encabezados mundiales

Finlandia en los encabezados mundiales

Near Jyvaskyla

Estoy sorprendido en la forma masiva y global en la que Finlandia aparece, una vez más, en los encabezados mundiales. Ya sea por sus excelentes y consistentes resultados en PISA, o porque están a punto de estrenar a la Primera Ministro más joven del mundo, Sanna Marin (34 años de edad), o por sus altos niveles de vida, por su economía y ambiente de negocios y cotidianidad entronizada como un paraíso capitalista o por la forma novedosa en que se enseña en las escuelas a través de aprendizaje basado en fenómenos lo cierto es que Finlandia es una ventana al futuro del bienestar y la alta calidad educativa del mundo. Por ello, en la primavera del próximo año, publicaré un libro en Nueva York, con Oxford University Press, y con rigurosidad académica, sobre la educación, el aprendizaje y la cultura de este impresionante país nórdico. Será mi tercer libro sobre la educación y el aprendizaje en Finlandia. El libro se publicará primero en Nueva York, en inglés y luego, unos meses después, en la Ciudad de México, en español.

Es por ello, que ahorita, diciembre de 2019, me encuentro en la hermosa Biblioteca Bapst Bapts Library Boston Collegedel Colegio de Boston, revisando las pruebas finales del trabajo editorial de OUP. Muy pronto, escribiré unos avances sobre los contenidos del nuevo libro. Saludos a todos mis colegas y amigos. Más sobre el tema en los próximos días. Hagamos de diciembre de todos los años, el mes de la lectura y la tranquilidad.

 

La Felicidad

La Felicidad. Papás felices; niños felices. Por Eduardo Andere

En este año (2019) se publicaron dos documentos relacionados con la felicidad que quiero resaltar. A) 6 secretos de neerlandeses para que sus niños sean felices: 1. Los bebés duermen lo suficiente. 2. Los niños sienten menos presión para destacar en la escuela. 3. Los pequeños pasan más tiempo con ambos padres 4. Se motiva a los niños a que expresen su propia opinión. 5. Desayuno familiar todos los días (cercanía y lazo familiar) 6. Se motiva que los niños usen bicicleta a pesar del clima (resiliencia).

B) El informe mundial de la felicidad 2019 producido por prestigiados académicos que ubica a Finlandia en el indiscutible número 1 y México en el 23 de 156 países (ver páginas 24 a 27 del informe). México es el segundo más alto en América Latina después de Costa Rica y seguido por Chile. Es impresionante mencionar que cuatro de los cinco países nórdicos (Finlandia, Dinamarca, Noruega e Islandia) encabezan la lista mundial de los cinco países con más felicidad. El otro país dentro del grupo de los cinco es Los Países Bajos.

Para saber qué pasa en estos países y la educación de los niños permítanme recomendar la lectura de ¿Cómo es el aprendizaje en escuelas de clase mundial? Tomos I y II que incluye a los siguientes países: Finlandia y Países Bajos (tomo I); Noruega e Islandia (tomo 2). Son cuatro de los cinco países con más felicidad en el mundo.

La reinvención de la pedagogía y la Norma 035

La reinvención de la pedagogía. Una nota de aliento para la Norma 035 que entra hoy en vigor.  Por Eduardo Andere M.

Hay un cambio silencioso pero pertinaz en el mundo de la pedagogía.  Ante la vorágine del mundo que vivimos debemos hacer un alto y pensar: ¿qué sucede con la pedagogía y hacia dónde queremos y debemos ir?

 

La pedagogía se transforma, de una ciencia preocupada por ir a enseñar a la escuela, a una ciencia preocupada por enseñar a vivir una vida íntegra, madura, serena, desafiante, creativa y apasionante.

La pedagogía es sin duda la ciencia del futuro y del bienestar de las personas en el hogar, la escuela y la oficina. Es más, ya no es solo la ciencia del aprendizaje o de los ambientes de aprendizaje, sino la ciencia del crecimiento humano. Es decir, la ciencia que nos enseña, día con día, en la práctica, a vivir bien, con más salud, más longevidad y más felicidad. Pero para poder enseñar a vivir así debemos nosotros mismos, quienes somos o queremos ser pedagogos, en esta nueva pedagogía, vivir así.

Si esto es cierto, debemos cambiar varias cosas: la definición del maestro, la forma en la que atraemos, formamos, actualizamos, profesionalizamos y conservamos al maestro, la forma y la esencia de la escuela (no necesitamos una nueva escuela con reglas del pasado). Necesitamos una nueva escuela en realidad, con nuevos maestros, con nuevas actitudes, con nueva cotidianidad, con una formación diferente de niños y jóvenes, que al mismo tiempo que asegure las habilidades cognitivas enriquezca las habilidades para que niños, jóvenes y adultos construyan sus propios entornos o ambientes de aprendizaje, crecimiento, creatividad y felicidad.

Enseñar a leer, a escribir y a numerar no es el fin, es tan solo un medio, para enseñar a vivir. Debemos enseñar y al mismo tiempo aprender a crecer.

¿Qué significa enseñar y aprender a crecer? Significa que en el proceso de enseñar cogniciones, meta-cogniciones y función ejecutiva, debemos enseñar y aprender la importancia de la cordialidad, la forma de cambiar hábitos viejos destructivos por hábitos nuevos constructivos, la relevancia de aprender a conocer la forma en la que funciona no el cerebro sino nuestro cerebro, la bioquímica e interacción entre pensamientos, emociones y acciones; la relación entre mente, cerebro y consciencia. Necesitamos también encontrar caminos que amalgamen la nueva pedagogía con lo que se ha llamado la cuarta revolución industrial, o la digitalización, la automatización y el internet de las cosas. Y al mismo tiempo ser maestros de nuestras propias materias y habilidades.

Para todos aquellos que duden sobre la nueva pedagogía, o la importancia de la pedagogía, la realidad de verdad es que esta versión de la pedagogía es la ciencia que nos enseña a vivir y crecer, versus, repetir como autómatas lo que hacíamos en el pasado. Nos enseña a tomar el mando manual de la función ejecutiva de nuestro cerebro.

Esta nueva pedagogía le cae como anillo al dedo a la Nueva Norma 035-STPS-2018 (DOF 23-10-2018) que entra hoy en vigor, sobre estabilidad emocional y riesgos psicosociales en el trabajo.

¿Qué aprendimos hoy?

¿Qué aprendimos hoy? No todo lo nuevo por ser nuevo es bueno, ni todo lo viejo por ser viejo es malo. Algo nuevo se cocina en los pasillos de las escuelas, los escritorios de los expertos y las propuestas de reforma educativa. Es algo más importante que el sistema centrado en la escuela, el currículo centrado en el aprendizaje o la escuela centrada en el niño. Se trata de un concepto que recibe el título de Ambiente pedagógico abierto o, mejor aún, Ambiente pedagógico flexible para una aprendizaje significativo.

Más sobre el tema en el seminario del 8 de junio en Cd de Mx: https://eduardoandere.blog/2019/05/27/recordatorio-seminario-ambientes-fisicos-y-pedagogicos-de-aprendizaje/

Mejor Ambiente de Aprendizaje del Siglo XXI

Mejor Ambiente de Aprendizaje del Siglo XXI. Turku, Finlandia.

Esta es otra escuela nueva, reluciente, pensada en el aprendizaje y en las llamadas habilidades del siglo XXI.

No todas esas habilidades son nuevas, pero algunas sí los son. Es sorprendente cómo pedagogía y arquitectura conversan para dar lugar al conocimiento y el aprendizaje.

 

Sabemos que la infraestructura, según la literatura de la economía de la educación, es lo que menos importa para el desempeño escolar en pruebas estandarizadas.

Pero también sabemos que los ambientes de aprendizaje son extraordinariamente importantes para el desarrollo emocional y cognitivo de los niños, más allá de las pruebas. ¿Cómo? ¿Por qué?

 

Además, ¿una escuela del siglo XXI, digitalizada, de la IV revolución industrial, que no permite los teléfono en el aula? ¿Qué?

 

Respuestas en mi seminario del 8 de junio próximo. Informes aquí:  SEMINARIO