El futuro de la educación en México

 

Seminario

De la educación de Peña a la educación de López Obrador

Todos los libros EAM

Objetivo: El seminario ayudará a los participantes a tener una visión estratégica sobre la educación y el aprendizaje a partir del análisis de la reforma educativa de Peña. Esto les permitirá, por un lado, distinguir los aciertos y errores de la reforma y comprender cualquier rumbo que tome la política educativa de López Obrador; lo que podrá cambiar y lo que no podrá cambiar, y los tiempos. El seminario preparará a los participantes sobre la relación entre la pedagogía y los fenómenos de la vida en el siglo XXI, como globalidad, digitalización, multiculturalidad y la lucha entre la “McDonaldización” de las culturas mundiales y el resurgimiento del nacionalismo y proteccionismo.

Las escuelas no son entidades aisladas de las realidades y fenómenos que las rodean. Por tanto, entre más conozcan los directivos, maestros y autoridades educativas locales sobre los fenómenos que impactan a la política educativa podrán mejorar la planeación escolar, las sesiones cotidianas de aula y la conexión entre la pedagogía y el mundo que enfrentarán los niños y jóvenes cuando egresen de la escuela. El seminario ayudará a los maestros y directivos escolares a entender el lenguaje de los políticos y autoridades educativas y el lenguaje de los exigentes padres de familia del siglo XXI.

El seminario también ayudará a las nuevas autoridades educativas y legislativas de todo el país a realizar una labor más informada sobre lo que sí funciona y no funciona en la educación y el aprendizaje de acuerdo con la ciencia.

Dirigido a:

  • Nuevos funcionarios, legisladores y autoridades en materia educativa y social en los tres niveles de gobierno
  • Directivos y maestros
  • Autoridades educativas de los niveles federal, estatal y municipal
  • Reporteros y columnistas sobre temas de política educativa y social
  • Estudiantes de pedagogía, educación, docencia, psicología del aprendizaje
  • Profesores universitarios y de escuelas normales
  • Padres de familia con fuerte interés en la educación de sus hijos

 

Contenido:

Día 1

Introducción. Globalidad versus localidad

El mito del ciudadano global

Globalidad: ¿fenómeno o valor?

Hace apenas 15 años pensábamos que los niños al salir de la escuela enfrentarían una sociedad más global, más abierta, más interconectada. Hoy, esos niños enfrentan sociedades más cerradas, más proteccionistas, más nacionalistas. ¿Cuál es la lección para el pedagogo?

 Módulo 1. La política educativa y las barreras estructurales

Módulo 2: ¿Qué dice la evidencia sobre los factores que más afectan los resultados educativos?

 Módulo 3: ¿Por qué sociedades tan desarrolladas, tienen resultados educativos mediocres? ¿Qué falla: la educación o la medición de la educación?

 Día 2

 Módulo 4: Aciertos y errores de la educación de Peña

 Módulo 5: ¿Qué puede cambiar López Obrador? ¿Por dónde va México? ¿Qué es imposible revertir?

Módulo 6: El poder del aprendizaje y el poder del pedagogo. ¿Cómo pueden los directivos, maestros y padres de familia asegurar una educación de calidad sin importar el modelo educativo?

Módulo 7: Habilidades y competencias del siglo XXI: lo que aprendimos en los últimos 30 años

Fecha:

Día 1: viernes 24 de agosto de 2018

Día 2: sábado 25 de agosto de 2018

Horario: 8.30 a 17 horas

Día 1

Registro: 8.30

Introducción: 9:00 – 10:00

Módulo 1: 10.00 a 11.30

Receso: 11.30 a 12

Módulo 2: 12: 00 a 14:00

Receso (comida libre): 14:00 a 15:30

Módulo 3: 15:30 a 16:30

Ajuste de tiempo: 16:30 a 17:00

Día 2

Módulo 4: 9:00 – 10:00

Módulo 5: 10.00 a 11.30

Receso: 11.30 a 12:00

Módulo 6: 12: 00 a 14:00

Receso (comida libre): 14:00 a 15:30

Módulo 7: 15:30 a 16:30

Ajuste de tiempo: 16:30 a 17:00

INFORMACIÓN GENERAL

Costo:

Para inscripciones a partir del 21 de agosto de 2018 o el día del evento.

5, 104 pesos IVA incluido

En todos los casos: CUPO LIMITADO.

DESCUENTO

INDIVIDUAL: LOS PARTICIPANTES A LOS CURSOS O SEMINARIOS ABIERTOS DEL DR. ANDERE DURANTE 2017 o 2018, RECIBIRÁN UN 20% DE DESCUENTO EN EL COSTO DE INSCRIPCIÓN.

GRUPAL: PARA GRUPOS DE CINCO PERSONAS PROCEDENTES DE UNA MISMA INSTITUCIÓN LA SEXTA PERSONA NO CUBRE EL COSTO.

LOS DESCUENTOS INDIVIDUAL Y GRUPAL NO SON ACUMULABLES.

EL PRECIO DEL EVENTO INCLUYE

  1. Seminario taller presentado por el Dr. Eduardo Andere M.
  2. Material sobre las sesiones de trabajo entregado en formato electrónico (PDF) a cada participante ya sea por correo electrónico o descargable de algún URL un día antes del evento. Cada participante decidirá si lo imprime o lo utiliza en formato electrónico. Se entregará el material de acuerdo con los días de inscripción de cada persona.
  3. Café, refresco, agua o ambigúes en los recesos
  4. Constancia firmada por el Dr. Andere
  5. No se entregarán carpetas, ni lápices, ni plumas, ni gafetes, en el evento.
  6. Las comidas no están incluidas, ni los gastos de hotel o viáticos en general.

LUGAR

Hotel Galería Plaza. En las calles de Hamburgo 195, Zona Rosa, Ciudad de México. El hotel está ubicado a una cuadra de la Avenida Reforma a la altura de la glorieta del Ángel de la Independencia.

ESTACIONAMIENTO

Se gestionará una tarifa especial de todo el día por día que deberá ser cubierta por los asistentes.

PROCEDIMIENTO DE INSCRIPCIÓN

PASO 1: REALIZA TU PAGO

Por Banco:

BBVA BANCOMER

Eduardo Andere Martinez

Depósito en ventanilla Cuenta: 0131324462‬

Transferencia electrónica (CLABE): 012180001313244622‬

Por PAYPAL: DA CLIC AQUI PARA SER DIRECCIONADO A PAYPAL

PASO 2:  En todos los casos para completar  y asgurar tu inscripción debes enviar un correo electrónico a pulso@eduardoandere.net con los siguientes datos:

Nombre(s) completo(s) de participante(s). Escuela o Institución de Procedencia. Correo electrónico. Número de teléfono. Comprobante de pago. Datos fiscales completos para facturación en su caso.

Recibidos los pagos y la información anterior se les enviará un correo electrónico confirmando el registro. Si no reciben correo de confirmación no se completa el registro.

Política de devolución: No se darán devoluciones a partir del 11 de agosto de 2018.

Para informes: pulso@eduardoandere.net

 

Los candidatos y el futuro de la reforma educativa

¿Qué pasará con la educación, con la SEP, con el INEE, con la evaluación de maestros? ¿Continuará la reforma educativa?mexicosigueenriesgo2

Viviremos algunos meses de incertidumbre. Recordemos que el lenguaje de los políticos en campaña es diferente al lenguaje de los gobernantes y legisladores. En campaña nada importa más que ganar las elecciones. Así que las verdaderas intenciones se sabrán en algunas semanas más, una vez que tengamos gobernantes y legisladores electos. Sabemos lo que ellos han dicho en sus plataformas y en los debates. La información más reciente es la del debate del martes 12 de junio pasado. La ventaja de lo dicho en el debate sobre lo dicho en las plataformas es que todos nosotros escuchamos de las bocas de cada uno de los candidatos lo que ellos harían. En cambio, lo que está escrito en sus plataformas pasa por muchas plumas que enfatizan o suavizan, pero que no necesariamente refleja el pensamiento exclusivo de los candidatos.

Con base en dicho debate, los tres candidatos punteros dijeron, entre muchas otras cosas, lo siguiente:

López Obrador (LO) que “cancelará la mal llamada reforma educativa” principalmente en lo que toca a la evaluación de maestros y su rendición de cuentas. Si la reforma educativa tiene en grandes rasgos dos componentes: 1) la evaluación, idoneidad, ingreso y promoción de docentes y directivos; y, 2) el nuevo modelo educativo (es decir los nuevos currículos y libros de texto), hasta ahorita lo único que sabemos es que LO está más preocupado por el primer tema que por el segundo. Lo que dijo claramente es que preparará una nueva reforma educativa con los maestros y los especialistas y que mandará iniciativas al Congreso. Preparar una reforma toma tiempo. Mientras tanto hay normas que cumplir y ejecutar. El nuevo ciclo escolar comienza en agosto de 2018, más de tres meses antes del cambio de gobierno. Cualquiera que sean las intenciones, la reforma continuará para el próximo ciclo escolar. Si viene algún cambio será para los siguientes ciclos escolares. ¿Por dónde vendrán las ideas y los puntos finos de la nueva y “auténtica reforma educativa” de LO? Tenemos que esperar para ver. Hasta que su equipo de transición, en su caso, empiece a consultar, analizar y ventilar propuestas sabremos por dónde irá. Por lo pronto, el enorme transatlántico de “la educación” zarpará en agosto de 2018. Cambiar su inercia llevará tiempo y será costoso. Así le sucedió al Titanic.

Ricardo Anaya (RA) fue menos preciso por cuanto a la Reforma Educativo, dijo, palabras más o palabras menos, que no permitirá que las plazas se vendan o hereden. Y luego se enfocó al tema de la tecnología, de las brechas digitales y de la capacitación de maestros más que la evaluación. Pero, en esencia, dijo que sostendría lo fundamental de la reforma educativa. Como RA a diferencia de LO sí mencionó una medida que no requiere aprobación del Congreso, sí es posible observar, analizar y criticar. Dijo, si no me equivoco, que le entregaría un teléfono inteligente a toda la población y que a todos los estudiantes de educación media superior y superior les entregaría una tableta. Bueno, estas son medidas completamente populistas y rechazadas por la literatura seria en la materia. No es regalando artilugios tecnológicos como se mejorará la educación de los niños y jóvenes, o reducirá la desigualdad tecnológica y socioeducativa del país. Puede ser inclusive hasta contraproducente. Este punto sí es claramente negativo. Sí mencionó algo importante respecto al gasto reducido dedicado a la capacitación de los maestros por debajo del gasto destinado a la evaluación. Este es un punto positivo de reflexión para reorientar la política de evaluación educativa junto con las acciones de capacitación y profesionalización docente. Cuando Leonardo Curzio le hizo la pregunta “qué era mejor, si evaluaciones con base en muestras aleatorias o censales”, RA, notablemente se confundió sin saber técnicamente a lo que Curzio se refería.

Finalmente, el más moderado de todos, que en general sostuvo en casi todas las áreas que la solución era seguir haciendo, más o menos, lo que se ha hecho, es José Antonio Meade. Con él la Reforma Educativa continuaría prácticamente sin ninguna modificación, se consolidaría.

Lo realmente preocupante, en el fondo, para México y los mexicanos, es que los tres candidatos punteros, en mi humilde opinión, lucieron por el desconocimiento de las causas del problema educativo y las formas de resolverlo; prefirieron las acusaciones mutuas que las ideas novedosas y apropiadas. Además, se puede entrever en su lenguaje de política educativa, que no han estudiado a fondo la forma en la que los gobernantes y legisladores pueden ayudar a mejorar la educación. La retórica no ayuda.

Hay una buena noticia. No importa qué hagan, no importa por dónde se vaya el enfoque personalísimo de su política educativa, existe algo que ellos no pueden afectar. ¿Qué es eso? El aprendizaje. El aprendizaje es, en realidad, una función de la intimidad pedagógica que ocurre en el hogar y en el aula. En el nivel del aprendizaje de los cerebros de cada uno y de todos nosotros, lo que realmente importa, no es tanto el recurso o el discurso, sino la interacción humana entre los maestros y sus alumnos, entre los padres de familia y sus hijos.

Con o sin reforma educativa, la función de aprendizaje, es un debate entre el cerebro y la mente, una interacción humana entre los líderes pedagógicos y los aprendientes. Portada Director de escuela s xxiEs la decisión personal de tomar un libro, hacer ejercicio, comer sanamente, tocar un instrumento, crecer, en lugar de ver televisión, usar los artilugios tecnológicos sin fines pedagógicos o productivos, estancarse en el diván o comer sin control cognitivo cualquier cantidad de azúcar y comida chatarra. Hasta donde yo percibo, eso no depende de ninguna política o reforma educativa, depende sí, de la interacción humana; de una decisión no de ser los mejores sino de ser mejores. No importa qué hagan los candidatos, si lo que hacen las escuelas y los maestros, lo que hacen los padres de familia, es fomentar una cultura de aprendizaje. cultura_aprendizajeEn el póker de la educación, la cultura de aprendizaje mata a la política educativa.

 

Islandia: naturaleza y educación

ReikiavikReikiavik, Miércoles, Junio 6, 2018. Islandia, a diferencia de otras grandes urbes europeas carece de los grandes monumentos, edificios, iglesias o avenidas de Londres, Roma, París, Madrid, Moscú, Praga, San Petersburgo, Varsovia, Munich, Estocolmo, Escocia, Washington D.C., etc. Sus monumentos son sus paisajes, sus glaciares, sus volcanes, sus ríos, lagos, lagunas y el imponente mar que le rodea. Es un país pequeño en población, tan solo alrededor de 350 mil habitantes, pero altamente desarrollado. La ciudad capital, Reikiavik, es pintoresca, agradable, muy silenciosa y limpia. La limpieza es algo que se extiende por todo el país. Los lagos, ríos, laderas, todo luce respandeciente. En los veranos de cada año el gobierno islandés contrata a adolescentes que tengan por lo menos 13 años de edad y que quieran trabajar un poco para embellecer a la ciudad y sus alrededores; los jóvenes acuden al llamado y forman brigadas orientadas por un adulto para recorrer la zona metropolitana.

Otro aspecto sobresaliente que los islandeses cuidan mucho es la educación de sus niños y jóvenes. Escuela Reikiavik Junio 4 18Es difícil encontrar en el mundo escuelas con ambientes tan amigables de aprendizaje como los que existen en las escuelas en Islandia. Sin embargo, sus resultados en PISA no han sido elevedos; situación que los mantiene preocupados.

Islandia tiene un impersionante record en indicadores de desarrollo, progreso social, democracia, equidad y eliminación en la brecha de género. Es el país del mundo con la menor brecha de género, y es también el único país del mundo PISA donde las mujeres superan a los varones en los resultados de las pruebas de lectura, ciencia y matemáticas. A veces uno se pregunta si los islandeses están mal o si la medición de PISA es limitada. Para los lectores de este Blog que quisieran encontrar las respuestas a los enigmas de Islanida junto con una descripción del país y su entorno natural y económico, así como una narrativa sobre sus maravillosas Escuela Reikiavikm2 Junio 4 18escuelas, les sugiero leer el capítulo sobre Islandia de mi libro publicado en 2017 con el título ¿Cómo es el aprendizaje en escuelas de clase mundial?Mejor aprendizaje mundo Tomo 2

El conocimiento acumulado contra las ideas prácticas.

Columna del Dr. Eduardo Andere M., el día de hoy en el periódico Reforma, intitulada “Nueva escuela para el siglo XXI” trata sobre tres temas: 1) cuestionamiento de lo que significa ser experto o tener mucho conocimiento en nuestros días; 2) la carrera entre los cambios de la sociedad y los cambios de la educación; 3) las características esenciales de la escuela y la universidad en el futuro.Columna EAM Reforma Mayo 25 18

Las cosas buenas de México

En épocas de elecciones se dicen muchas cosas malas del país, región o localidad en cuestión. En este proceso electoral hemos escuchado muchas cosas negativas en México. Pero hay más cosas positivas que negativas. Una nota optimista para México. Vista de México con Lago de Joahann Moritz Rugendas (Museo Orizaba)

  1. Hay muchas más buenas escuelas que escuelas no buenas. Existen escuelas públicas de calidad mundial. Por ejemplo, la Escuela Secundaria Anexa a la Normal Superior (ESANS) en la Ciudad de México, o la Escuela de Bachilleres Ricardo Flores Magón (Oficial B) en Veracruz.
  2. Hay muchos más buenos maestros que maestros no tan buenos. Para ser buen maestro no se necesita pasar las pruebas de evaluación cognitiva, un buen maestro se define en esencia por la persona que uno es y no por lo que uno sabe. Saber no estorba, por supuesto que no, al contrario, ayuda, pero realizar la tarea docente en condiciones difíciles, con grupos complicados, bajos recursos, estudiantes poco motivados y padres de familia alejados de la escuela y su importancia, es mucho más importante, es crucial.
  3. Tenemos muchas buenas empresas, innovadoras y con responsabilidad social. El día 16 de mayo de 2018, el Banco Mundial publicó en un Blog un artículo en el que destaca a dos empresas mexicanas, una en Yucatán y otra en Michoacán, por la instalación y producción de energía con base en sistemas de Digestión Anaeróbica (DA). Una de estas empresas, NOPALIMEX, es, en palabras del Banco Mundial “la primera planta DA en el mundo que utiliza el desperdicio del cactus como una fuente de biomasa para la producción de biogas.”
  4. En México la familia es la unidad más importante de organización social. No existirán los sistemas gubernamentales de bienestar social de países más avanzados, pero la red de apoyo familiar, permite que los mexicanos sorteen con menos costo los desafíos que pueden ocasionar la pobreza, la vejez o la enfermedad.
  5. En México ha existido ahora por casi dos décadas estabilidad monetaria. La autonomía del Banco de México, la única institución realmente autónoma del país, le ha arrebatado al Ejecutivo Federal la utilización de la Banca Central como caja chica.
  6. De los 1073 sitios, culturales, naturales o mixtos, enlistatos como Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO, México tiene 34, ocupando el séptimo lugar  mundial.
  7. Según World Atlas, México es uno de los países (el onceavo) con la mayor megadiversidad (número total de especies con un porcentaje significativo de especies endémicas) mundial.
  8. A pesar de todos sus problemas, el número de turistas que ingresan a México al año no solo es masivo sino que crece rápidamente. Según la Organización Mundial de Turismo, el número de turistas que ingresaron en el año 2012 fue de 76, 749, 000; para el año 2016 ese número ascendió a 94, 853, 000.
  9. Según la revista National Geographic, México ocupa el cuarto lugar mundial como destino gastronómico.
  10. Finalmente, México es hospitalario: ¡Mi casa es su casa! En México no se odia a los extranjeros.

El niño perfecto en la mejor escuela del mundo

IMG_5059Los padres de familia siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. En la canasta de las mejores cosas está la educación. Entonces, por qué no hacemos un ejercicio hipotético en el que papás mexicanos (o de cualquier país) obsesionados por encontrar la mejor escuela para sus hijos, tuvieran la libertad de diseñar dicha escuela con base en las estadísticas publicadas por la OCDE el pasado 12 de septiembre. Veamos.

Si los papás quieren a la escuela con maestros felices por estar bien pagados, tanto desde preescolar hasta media superior, la escuela es la de Luxemburgo, seguida por la de Suiza y la de Corea del Sur. Los maestros de Luxemburgo en cualquier nivel educativo perciben, en el tope de la escala, más de 120 mil dólares ajustados por el poder adquisitivo. Los maestros mexicanos de preescolar perciben, en el nivel tope, 36, 682 dólares anuales. Aunque dramático el contraste, la diferencia se tamiza cuando observamos que los maestros de Finlandia perciben en este nivel y al tope, 31, 492 dólares y los maestros de la República Eslovaca, 14, 126 ajustados.

En primaria, la historia es similar. El maestro mexicano percibe en el nivel tope 36, 682, contra 31, 492 del maestro finlandés y 19, 336 del eslovaco. En secundaria, el maestro mexicano percibe 46, 898 dólares, contra 55, 122 del promedio de la OCDE, 46, 400 del finlandés y 19, 336 del eslovaco.  Así las cosas, pues una buena alternativa es llevarlos a Finlandia, porque más o menos perciben igual que en México, pero obtienen muy altos resultados. El único problema es que tienen primero que aprender finlandés.

Además, no solo quisiéramos maestros felices por el alto salario sino por la baja carga de trabajo, la combinación ideal. Los maestros con la mínima carga de trabajo en preescolar son los mexicanos con un total de 772 horas al año, comparados con un promedio de la OCDE de 1230 horas y una enorme carga de trabajo para los chilenos con 1883 horas. En primaria, los maestros de México trabajan al año en la escuela 800 horas comparadas de cerca con las de los maestros letones que ganan muy poco, pero nada más trabajan 735 horas. Tampoco queremos llevarlos con los chilenos en este nivel pues trabajan 1883 horas. En secundaria el paraíso está en Finlandia con 706 de trabajo al año, contra las abultadas 1167 horas de los maestros mexicanos o abultadísimas 1883 de los chilenos.

Además de maestros bien pagados, con pocas horas de trabajo, la escuela ideal es la que tiene menos estudiantes por clase o grupo. En México en primaria el número es 22 contra el promedio de la OCDE de 21 y el bajísimo número de 16 en Letonia o Luxemburgo. No queremos llevarlos a Chile donde los salones de clase están ocupados por 30 alumnos, el máximo del mundo OCDE. Quizá una alternativa más económica sería llevarlos a Costa Rica que, aunque no es un país de la OCDE, aloja solo a 15 estudiantes por grupo, aunque sus resultados tampoco son muy altos que digamos. En secundaria la historia es un poco diferente. En México el número de alumnos por grupo es 28, comparado con 23 del promedio de la OCDE y 15 de Letonia. Aquí los papás mexicanos quizá quisieran evitar las escuelas de Turquía con 34 estudiantes por grupo, o las de Japón con 32, o las de Corea con 30.

Ahora bien, si a los hijos o a sus papás les gustan las matemáticas, la escuela ideal sería donde enseñen muchas matemáticas. ¡Eureka! Esa escuela es la mexicana, donde del total del tiempo obligatorio de instrucción en primaria el 27% se dedica a las matemáticas contra el 17% en el promedio de la OCDE, o tan solo 12% del total en Dinamarca. ¡Qué horror! Pobres daneses, no han de aprender nada de matemáticas.

En secundaria del tiempo total obligatorio de instrucción, el 14% se dedica a las matemáticas en México, contra un 12% de la OCDE. Por supuesto que no queremos ir a países donde estudian muy pocas matemáticas en secundaria como serían Hungría y Corea Sur, con solo 11% del tiempo, aunque sus resultados, sobre todo los de Corea, son muy altos.

El consuelo es que los mexicanos estudian muchas matemáticas en la escuela. La desdicha es que les va muy mal. Papás, por favor aseguren que a sus pequeños no les guste ni el arte ni la educación física, si es que deciden llevarlos a la escuela mexicana donde enseñan muchas matemáticas. Resulta que el tiempo dedicado al arte y a la educación física en la escuela primaria mexicana es solo del 5% para cada una de las dos áreas o materias. Por supuesto que nadie quisiera llevar a los niños de primaria a la escuela húngara que le dedican 20% de la instrucción obligatoria a la educación física y salud o a Islandia, donde le dedican 19% al arte. ¡¿Pero a quién se le ocurre, hacer tanto deporte y experimentar con tanta arte, cuando existen las matemáticas, las lenguas y las ciencias sociales, la tecnología y otras ciencias?! Lástima que a los estudiantes mexicanos les va tan mal precisamente en lo que más estudian, es decir, español, matemáticas y ciencias. Pero eso es peccata minuta724019117651424

El autor, es investigador visitante en la Universidad de Nueva York.

Problema con la “solución de problemas”

Problema con la solución de problemas

Por Eduardo Andere M.

IMG_4700 (1)

No existe currículo ni propuesta curricular en el mundo en la que no se enfatice la importancia de una nueva habilidad para los niños: solución de problemas. Es más, hasta existe un área de aplicación de la prueba PISA de la OCDE que se intitula “solución de problemas”. Sin embargo, en el nombre está el pecado. El problema es la palabra problema.

El cerebro produce más químicos de la “felicidad” en la medida que lo que lee, siente, percibe, mira y escucha, lo relaja (con ciertos límites) en lugar de tensarlo (también con ciertos límites).

La palabra problema engendra tensión. Y a menos que se trate de un juego, donde la tensión natural, derivada del juego, es saludable, en general, problemas no esperados o de la vida real, generan mucha tensión o estrés. Recordemos cuántas veces en nuestras conversaciones cotidianas cuando platicamos con nuestros hijos, padres, hermanos, amigos, colegas, con frecuencia preguntamos: ¿Hay algún problema? ¿Está todo bien? No hay problema, ¡¿verdad?!

Imaginemos a un pequeño que va a la escuela y se enfrenta a una prueba cuyo contenido es un conjunto de “problemas”. La mejor solución del cerebro es elevar la adrenalina para huir, atacar o pasmar. El cerebro reacciona con hormonas, adrenalina y cortisol, ante el problema o la amenaza del problema. Si la escuela es puro problema, porque hay que trabajar todo el tiempo para resolver los problemas de las pruebas, y no solo eso, sino para ganarle a los demás–lo que en sí ya es un problema–no sorprende que la escuela sea rechazada por los cerebros de los niños y jóvenes. Debemos que recordar que los niños y jóvenes ven el mundo de manera diferente de como la ven los adultos.

Para los adultos la solución de problemas puede ser una expresión cotidiana, para los niños, no. Un niño puede ver una banca floja como una oportunidad para curiosear, brincar, jugar, mover, safar, explorar; para un adulto, es un problema.

Si la escuela es un platillo lleno de problemas, ni ganas de ir a la escuela. Por ello, en el siglo XXI, está de moda el tema del aprendizaje alegre o divertido. Pero, ¿qué tiene de divertido ir a un lugar a enfrentar problemas? Eso es cosa de los adultos, no de los niños. Si los adultos le dicen a los cerebros de los niños “ven a divertirte a la escuela” y al mismo tiempo se les somete a la presión de enfrentar, resolver o superar problemas, además de ganarle a sus compañeros todo el tiempo, el cerebro de los niños, se enfrenta a mensajes contradictorios. El cerebro siempre resolverá por el camino fácil: “no me gusta”; por tanto, “no me interesa”; “no estoy motivado”.

Los cerebros de los niños son cerebros con muchas conexiones, muchas más que las de los adultos. Por ejemplo, un bebé de un año de edad tiene el doble de conexiones que las de un adulto. Un adulto tiene alrededor de 500 mil millones de sinapsis por milímetro cuadrado (Bronson y Merryman). Si el bebé tiene el doble, ¿eso lo hace más poderoso desde el punto de vista mental? No. Como dice la psicóloga Alison Gopnik, cada una de esas conexiones es una conexión débil. Con la práctica, la significancia y la repetición esas conexiones se fortalecen y permanecen. En busca de la eficiencia, el cerebro mismo se encarga de podar las conexiones no usadas.

Mientras la madurez llega, en el mundo infantil de conexiones libres y aleatorias, mandar a un niño a una escuela a aprender una habilidad que de entrada es un problema, asusta al cerebro y lo pone a la defensiva. Nada gozoso hay ahí.

La solución del problema “2+2” es un problema per se. Pensemos, ¿qué tiene de problema sumar 2+2? La solución a 2 + 2 es 4. Dos más dos no es un problema, es un acertijo, un enigma, un desafío, y 4, no es una solución a un problema, sino un descubrimiento, una conclusión, una respuesta lógica a un acertijo. En el camino, los niños exploran, indagan, descubren, “espían” y lo hacen juntos, como cuando juegan “a las escondidas”. IMG_4587

Las matemáticas no son un problema, son una impresionante herramienta de eslabones lógicos, nítidos y perfectamente alineados con las habilidades innatas del ser humano. No, no tendríamos que ir a la escuela a estudiar problemas, o sus soluciones, sino a explorar situaciones, descubrir relaciones, indagar caminos. Los problemas vienen más tarde, en el mundo cercano a los adultos. Mientras ese mundo llega, los niños pueden aprender que las matemáticas no son un problema sino una estrategia, una herramienta, una forma sencilla de ver la vida, una exploración, un juego de espías.

Lo mismo podría lucubrar respecto de otra habilidad del siglo XXI: pensamiento crítico. En realidad, lo que queremos decir es pensamiento lógico, que no es otra cosa que inteligencia líquida. Dejemos para los adultos el pensamiento crítico y demos más oportunidad para que los niños desarrollen sus habilidades naturales a su tiempo, sin prisas y sin que tengamos que encasillarlas o secuestrarlas por los cerebros “maduros” e “inhibidos” de los adultos”.

Mientras los nuevos currículos de México no se elaboren a partir de la forma en la que piensan los niños y los jóvenes en sus diferentes etapas de desarrollo, en lugar de la forma en la que piensan los adultos, la retórica de un nuevo modelo para un mundo acelerado, complejo y globalizado, no toca el meollo del problema. Los niños jugando solucionan los problemas creados por los adultos. La palabra problema se repite 322 veces en el nuevo currículo mexicano del 2017. Quizá sería bueno sustituirla por la palabra desafío. En lugar de identificar o resolver un problema se podría girar la intención pedagógica hacia identificar un acertijo, explorar un terreno desconocido, resolver un enigma, superar un desafío y jugar al “espía” para entender los fenómenos que la ciencia aún no explica.Sur de Finlandia Nov 13

Este es el tipo de reflexiones que haremos en el seminario: El nuevo modelo educativo: un análisis positivo y crítico. Cupo limitado. Solamente en el m es de julio el precio de inscripción es reducido.

The well-being of children as a pre-requisite for and the outcome of learning

There is a new curriculum for basic education in Finland effective as of August 2016. There are two related concepts that permeate the new curriculum: pupil’s well-being and pupils’ welfare. Everywhere in the Finnish curriculum is the acknowledgement that the well-being and welfare of children is the task and the outcome of the coordinated and teleological efforts of schools, homes, communities and administrative and local branches of government. Being ok at the school is not enough; being ok at home is a pre-requisite. Well-being and safety are preconditions for learning.[1]

IMG_7767

We know, after more than 60 years of research of factors associated to learning that the well-being of students, and how the children are raised at home, are as important or more important than school factors per se in explaining the variance of students’ and schools’ performance. And after 15 or so years of PISA and 15 or so years of the No Child Left Behind Act, a new generation of school reforms and school practices it’s been born. The Obama’s new Every Student Succeeds Act, the new Finnish Curriculum, and the OECD’s new framework for global competence[2] set the stage for two overarching education and learning reforms in the two or three decades to come: the well-being of individual students and the well-being of all.

How will we do this in schools? “How do we better engender a healthy, happy, and productive school environment where both teachers and students can flourish?”

Well, first by recognizing that the continuum set of rich experiences in the students’ lives creates the willingness and ambience for learning and growth. It is not the home alone or the school alone or the community alone, but the way the children develop in different yet complimentary environments. Children need to feel safe, relaxed and secure to be ready to explore, concentrate, inquire and learn.

Furthermore, in the 21st century we share a new learning environment where children, between 8 and 18 years old, spend more than eight hours per day: the media, and most importantly, the digital media[3].

Each one of all three, home, school and community need to work on the well-being and welfare of children, but have to be able not only to communicate but also to collaborate and coordinate. If home is the problem, teachers, principals, local educational and municipal authorities, and social services should work to be able to reach and support a safe and serene home environment. If the community is the problem, then parents and teachers together with local and national organizations should work to improve the community as a learning venue for children. If the school is the hurdle, then the community-based school reform movement is the answer.

At any rate, the pre-requisite for learning is a safe, secure, cordial and peaceful environment for children’s potential to thrive. The spin-off of all this is that at the same time that we work with the welfare and well-being of children we are creating the conditions for the student’s school engagement, another big topic in the future of education. Once we have this, teachers can then create a cordial, flexible, and active learning environment where children feel safe to share ideas and emotions, sometimes working in groups, sometimes as independent learners, sometimes playing, sometimes purposely studying.

[1] Finnish National Board of Education (2016). National core curriculum for basic education 2014. Helsinki: ISBN 978-952-13-6259-0 (Digital publication). p. 44

[2] OECD (2016). Global competency for an inclusive world. Paris: OECD. https://www.oecd.org/pisa/aboutpisa/Global-competency-for-an-inclusive-world.pdf (October 19 16).

[3] Victoria j: Rideout, Ulla G. Foehr, and Donald F. Roberts (2010). Generation M2 Media in the lives of 8-to 18 –years-olds. A Kaiser Family Foundation Study. California.

El cerebro y la educación que viene

Por Eduardo Andere M*.

 

La educación es compleja; el aprendizaje, complicado. El cerebro es complejo; la mente, complicada. Todos los cerebros humanos en lo básico se parecen, pero todas las mentes humanas en lo básico son diferentes. Y la combinación cerebro-mente es lo que produce la “magia” del aprendizaje.

Ahora, sabemos lo que se requiere para aprender, también, dónde físicamente ocurren ciertos aprendizajes, pero lo que no sabemos es cómo el impulso físico y la decodificación que preceden al aprendizaje se transforman en aprendizaje.

No sabemos cómo un conjunto de insumos como letras o palabras se transforman en significados y, menos aún, en tropos o metáforas. El cerebro funciona por el juego virtuoso de neuronas, conexiones y patrones, que se especializan para ciertos aprendizajes en ciertas regiones pero que utilizan al alimón, recursos de diferentes secciones del cerebro. Como bien lo sugieren investigaciones de una profesora de la Universidad de Stanford[1], ya desde la década de los noventa, cada neurona es como una hormiga (o una abeja) que con el trabajo conjunto producen lo que conocemos como consciencia, pensamiento y voluntad, es decir, la mente y sus productos y sus procesos. Paradójicamente ni las neuronas ni sus redes saben que saben; eso solo lo sabe la mente por el trabajo conjunto de todo el sistema.

Mis neuronas no saben su teleología, i.e., el pensamiento, pero el funcionamiento conjunto de neuronas, conexiones y patrones produce el pensamiento, lo que llamamos emociones y el pensamiento sobre las emociones. Cuando decimos, piensa con el corazón, en realidad queremos decir, considera a las emociones cuando tomas decisiones; pero las emociones pueden hacernos trucos, pueden hacernos pensar que ciertas veredas, porque nos tranquilizan o recompensan en el corto plazo, son las correctas desde el punto de vista racional; es más, pueden, en los intrincados y sinuosos caminos del cerebro, esgrimir racionalizaciones que parecen silogismos pero que en realidad son sofismas. Son los embates de la amígdala que quiere una recompensa en el corto plazo y sacrifica una mayor recompensa en el largo plazo pero menos tangible y, quizá, menos apetecible que la del corto. Cualquier persona atrapada en los encantos del enamoramiento sabe a qué me refiero.

¿Qué pueden hacer las padres de familia, los directores y maestros de las escuelas para facilitar y propiciar un diálogo positivo, constructivo entre la mente racional y el centro emocional del cerebro?

Utilizar el poco pero significativo avance de las ciencias del aprendizaje entre ellas la neurología, la psicología cognitiva, la piscología del desarrollo infantil y llevarlo a la práctica. ¿Qué empezamos a saber? El cerebro aprende con el juego; métodos estructurados de aprendizaje a temprana edad pueden perjudicar en el largo plazo el desarrollo de habilidades no cognitivas y emocionales que son cruciales para futuros aprendizajes. El juego y la exploración de los pequeños es más importante que la dirección y estructura de los papás y los maestro. No lo sabemos ahora, pero en el futuro, la disposición, gusto y entusiasmo por el aprendizaje se verán fomentados. Son más importantes la cordialidad, la compañía, el lenguaje nutrido hablado en casa y la escuela, el juego y exploración iniciados por el niño, que la instrucción formal de la maestra o de los papás para acompañar y fomentar el desarrollo natural del cerebro de los pequeños. No sirve de mucho que los niños aprendan cosas sin conocer su significado y para conocer el significado de muchas cosas se requiere tiempo. Ya habrá mucho tiempo para número y letras de manera formal, los papás y las escuelas tendrán casi diez ciclos escolares antes de que los niños se sienten a presentar la popular prueba PISA de la OCDE, cuyos resultados de la ronda 2015 se darán a conocer en todo el mundo alrededor del 6 o 7 de diciembre de 2016. (Debemos estar preparados en México para recibir no muy buenas noticias de los resultados).

Cualquier ventaja cognitiva que un pequeño de preescolar estructurado lleve a la primaria sobre niños de ambientes más lúdicos y exploratorios, desaparece en los dos o tres primeros años de estudio. Además, los niños de ambientes más lúdicos y exploratorios   llevarán una ventaja sobre los estructurados: el despliegue de su potencial explorador, lúdico, social y creativo.

Concedo que nadie puede asegurar, excepto en los extremos, que tal o cual método sea mejor o peor para el desarrollo integral de los niños en su vida adulta, pues son muchos y muy variados y complejos los factores que intervienen en el desarrollo de todos nosotros, tanto genéticos como ambientales, pero la evidencia y los expertos en el desarrollo infantil parecen favorecer más los esquemas más progresistas que los más tradicionales y a los papás y maestros que acompañan en lugar de educadores que avasallan. Tan perjudiciales pueden ser los padres negligentes o “muy ocupados”, como los padres avasalladores o helicópteros.

Los padres de familia obsesionados porque sus hijos sean los mejores, los más inteligentes, genios, saturados de trabajo, cursos, actividades y artilugios desde los primeros años de vida, y que tratan a sus pequeños como “proyectos” en lugar de hijos, que están sobre ellos como padres helicópteros en lugar de padres convivientes en gozo, juego y relación de calidad, verán en el futuro, hijos tristes, cortos de mira, alejados del estudio y, sobre todo, deprimidos porque el tiempo perdido en juego, que el cerebro debió haber gozado a los 3, 4, 5 y 6 años de edad, no se recupera nunca. Si la literatura científica es correcta, esos cerebros, para cuando lleguen a los 15 años de edad, habrán aprendido que la única forma de aprender es ganar y competir; los otros cerebros habrán aprendido que la forma de aprender es disfrutar, gozar, compartir, explorar y cooperar.

El entendimiento de todo esto, que apenas empieza a llegar a los sistemas educativos del mundo y sus escuelas, definirá a la educación a partir de la tercera década del siglo XXI. Esta será la parte esencial de las reformas educativas del futuro.IMG_7631

La OCDE que elabora las pruebas PISA sabe esto y actualmente prepara un nuevo marco para PISA 2018 en el que se midan no solo conocimientos y habilidades sino también actitudes y valores relacionados con convivencia, cooperación, diversidad, creencias, responsabilidad, todo ello encapsulado en un concepto que le denominan “Competencia Global” y que se aplicará a través de los cuestionarios de contexto a los estudiantes. Los cuestionarios de contexto que han acompañado a las pruebas PISA en el pasado, en el futuro serán no sólo de contexto sino de competencia global. Es un reconocimiento, quizá pequeño y tardío, pero un reconocimiento por parte de la OCDE, de la importancia de las habilidades suaves o no cognitivas para el desarrollo de las habilidades cognitivas. (OCDE. 2016. Global Competency for an Inclusive World).

*Investigador visitante de la Universidad de Nueva York.

[1] http://news.stanford.edu/pr/93/931115Arc3062.html