Acerca de Eduardo Andere M.

Analista y escritor sobre aprendizaje y educación. Investigador visitante de la Escuela Steinhardt de Cultura, Educación y Desarrollo Humano de la Universidad de Nueva York. Writer, lecturer, and advisor on topics of learning and education. Visiting scholar at NYU.

Tomografía de la inciativa de reforma educativa de AMLO

Artículo extenso del Dr. Eduardo Andere M.* sobre la Iniciativa de Reforma Constitucional en materia educativa del presidente López Obrador. Se puede consultar aquí: http://www.educacionfutura.org/tomografia-de-la-iniciativa-de-reforma-educativa-de-amlo/

Más sobre las reformas educativas de Peña, Calderón y Fox en el libro: La escuela rota:

escuela_rotaok

*Agradecimiento a la Dra. Irma Villalpando por la lectura y comentarios a una versión preliminar del artículo.

Desarrollo infantil: del gen a la creatividad

     
No siempre tenemos una respuesta para todo. Quizá en educación nunca sepamos con certeza las causas concretas y ubicuas relacionadas con el aprendizaje. Quizá la naturaleza humana y su cerebro sean tan complejos y aleatorios que nunca descifremos su funcionamiento causal. Además, si el cerebro es complejo, la mente, y sobre todo la consciencia, son complicadas. ¿Son la incertidumbre, el caos y el azar donde navega el cerebro humano negativos? No, en absoluto.

      El ser humano es producto de una intrincada y persistente evolución que le ha dado características muy específicas para sobrevivir y crecer. Existe evidencia de que a través de los años la inteligencia media, medida como Coeficiente Intelectual, ha aumentado. También es un hecho que los avances en la ciencia y la tecnología han permitido al ser humano eliminar o superar muchas enfermedades, comunicarse más eficientemente y aumentar la esperanza de vida promedio de la humanidad. Al mismo tiempo el avance en las ciencias sociales le ha permitido a la humanidad superar hábitos negativos, dañinos o antitéticos en diversas civilizaciones. Mal que bien, ahora existen instituciones en todas partes del mundo, tanto nacionales como globales, que defienden los derechos humanos, promueven la justicia, la generosidad, la colaboración; luchan contra la pobreza, apoyan el desarrollo ecológico, etc.

Sin embargo, el mismo ser humano que es capaz de descifrar su genoma y de hurgar el universo, de observar el funcionamiento de las neuronas, de crear obras de arte como las de Da Vinci, Miguel Angel, Van Gogh, Cézanne, Monet, Kandinsky, Pollock, Hockney, Gallen-Kallela, Rivera, etc., y producir fascinaciones clásicas como Bach, Beethoven, Mozart, Mahler, Sibelius, etc., es el mismo que oprime, mata, destruye, tiraniza, abusa.

¿Qué hace al ser humano maravilloso? Su capacidad de ser creativo. De producir cosas nuevas, de ser diferente, de crecer sin límite. Y ¿cómo se logra eso? Esa es la gran pregunta de los filósofos de la educación, de los pedagogos, de los psicólogos del desarrollo y, ahora, más recientemente, de los neuroeducadores.

¿Cómo se fomenta la creatividad? Bueno, la creatividad es, como otros rasgos humanos, una capacidad. Está ahí en los genes, pero para convertirse en realidad necesita transformarse en habilidad. Y esta habilidad se aprende. Entonces, ¿en qué consiste la habilidad de la creatividad? ¿Cómo se hace uno creativo? Bueno, es fácil de contestar, difícil de practicar. Primero, siguiendo los pasos naturales del desarrollo de los niños y jóvenes, un poco al estilo Jean Piaget (desarrollo biológico) pero mejor aún, Lev Vygotsky, (desarrollo asistido). Siempre sin apresurar al bebé y sin convertir a los hijos en un proyecto de los padres.

Más bien, como sostiene la psicóloga del desarrollo infantil, Alison Gopnik, y en parafraseo, mediante la procuración de las condiciones (contexto, situaciones e interacciones) para que los bebés, niños y jóvenes, crezcan y florezcan con la diversidad, la imprevisibilidad y la belleza de un jardín y, no tanto, para que crezcan con la predeterminación de un mueble, que por más útil y bello que parezca, es diseñado, construido y mantenido con precisión por su carpintero.

Finalmente, ¿cómo, además de hacerse uno creativo, se hace uno también decente, civilizado, generoso y sabio? Con buena crianza y buena escuela.

Información sobre seminario aqui: Crianza y Escuela

El cerebro y la ansiedad: ¡Año nuevo vida nueva!

Ciudad de Nueva York. Me encanta cuando Nueva York regresa a los hábitos de la normalidad. Las calles son transitables, la basura excesiva After de party NYC Jan 1 19 empieza a disminuir. El espíritu de las fiestas se desvanece y entra una especie de calma, como cuando uno despierta en casa después de una fiesta estruendosa.New York Enero 2019

Los cientos de miles de turistas que abarrotaron las calles y vinieron detrás de la nieve, se llevaron agua y sol, para un invierno inusualmente caliente lleno de luz y clima templado como si fuera primavera.Sol en NYC January 2 19

Ya metidos en la cotidianidad, nosotros y nuestros cerebros regresamos a las ansiedades habituales. Todos, chicos y grandes, pobres y ricos, empleados o desempleados, tarde o temprano sentimos y vivimos ansiedad. No es agradable, pero viene en el paquete humano.

¿Cómo superar la ansiedad derivada de presiones del trabajo, decepciones de amor, carencias económicas, ajetreo de la vida, miedos reales y virtuales?IMG_9045

La ansiedad, a diferencia del miedo, es producto de lucubración mental: ¿qué pasaría si temblara, si no consigo el aumento, si no cumplo la meta, si no gano las elecciones, si no me ama lo suficiente, si no llego a tiempo, si tengo un accidente, si me despiden, si me aburro, si no bajo de peso, si no sé qué hacer? Nada de eso es real, son puras lucubraciones de la mente, y la mayoría con origen inconsciente. ¿Qué es real? Lo que hacemos a diario. Los hábitos.

La capacidad de hacer cosas y no hacerlas, de pensar, criticar, imaginar y crear tiene origen en el cerebro. El cerebro, por paquete genético, a través de billones de células neuronales y gliales que forman trillones de conexiones, tiene la capacidad de aprender a leer, escribir, numerar y crear, pero para que esa capacidad se convierta en habilidad, es decir, leer, escribir, numerar, crear, uno tiene que aprender. El aprendizaje de las habilidades es producto de esos trillones de patrones y redes neuronales, algo así como la sociabilidad del cerebro. Esas redes nacen y se consolidan con los hábitos. Los hábitos son la forma física en que la mente expresa el funcionamiento del cerebro.

Mientras la ciencia no pueda descifrar la forma en la que las neuronas convierten un insumo de información, digamos, las letras v, i, d, a, en un concepto significante “vida”, lo que tenemos para entender y manipular al cerebro son los hábitos. Crear hábitos es más fácil que cambiarlos, pero la ciencia de los hábitos nos sugiere cómo hacerlo. ¿Cómo? Con perseverancia, más que voluntad. ¿Por qué? Porque, así como los hábitos actuales son expresiones de vivencias, experiencias y aprendizajes anteriores acumulados en el cerebro, las nuevas acciones, una vez incrustadas en el cerebro como hábitos, rebobinan el cerebro para acciones diferentes. Por ejemplo, meditar en lugar de enjuiciar, hacer deporte en lugar de fumar, comer sano en lugar de comer chatarra y promover acciones que generan endorfinas como actos de bondad, amabilidad, empatía y sonrisas.

Los científicos y filósofos de la voluntad debaten si el ser humano realmente tiene voluntad o libre albedrío o si somos presa del cerebro. Con la ayuda de la tecnología de imagen, los neurólogos pueden observar actividad neuronal milésimas de segundos antes de que la persona conscientemente decida algo o accione algo. Por ejemplo, antes de que decidamos comer una hamburguesa, dar un beso, emitir un voto, leer un libro, o ver la tele las imágenes del cerebro muestran actividad neuronal. El cerebro y no “nosotros” decide por nosotros. Para efectos reales, el cerebro decide con base en los hábitos y los hábitos se crean en la cultura del hogar y luego en la escuela, calle, oficina y cotidianidad.

Entonces, si mi vida está secuestrada por mis ansiedades y mis ansiedades por mis hábitos, mi única herramienta es cambiar mis hábitos.

Yo dejé desde hace años el hábito de ver la tele, y durante mis cursos y conferencias he desafiado a los asistentes a buscar un cambio similar. Recientemente me di cuenta que cambié ese hábito por el hábito de usar el teléfono, principalmente para chat y redes sociales. El teléfono inteligente es una fuente constante e inconsciente de ansiedad. Está diseñado, junto con sus aplicaciones, para detonar impulsos genéticos de ansiedad. Cada alerta, sonido, vibración o centelleo, es en realidad la reminiscencia de millones de años de evolución para estar alertas ante posibles cambios en mi entorno porque un ruido, movimiento o destello podría ser un depredador.

El teléfono es el depredador moderno que activa a la amígdala de la misma manera que un tigre, un oso, una víbora u otro chimpancé (o la amenaza de ellos) amedrentaba a nuestros ancestros (y a nosotros también). Lo que sucede en el teléfono no es real, pero parece real y el cerebro a través de la mente igual se angustia. Esto lo saben los dueños de los medios y diseñardores tanto de artilugios como de aplicaciones. El icono “me gusta” fue creado precisamente para dotar de dopamina a las personas y tenerlas adheridas a las pantallas y así poderlas infestar con publicidad infinita y al mismo tiempo seguirlas con precisión inequívoca para hacerlas objeto de nuevas campañas y propaganda. Y eso lo hacen a sabiendas y a las espaldas del consumidor.

Por otra parte, las redes sociales (mis “miles de nuevos amigos” digitales) son simulación de realidad, pero no son realidad; las conversaciones digitales no son reales, engañan al cerebro, quien sin saber de lo que se trata piensa que es real, pero cuando el cerebro se da cuenta que el pastel de chocolate no puede realmente comerse se decepciona. ¿Cuál es su respuesta? Depresión, angustia, desolación, ansiedad. Entonces el uso indiscriminado del teléfono como el de otras pantallas interactivas son fuente de innecesaria ansiedad.

Mi vida crecía en ansiedad y no era por la tele, el trabajo o el amor. Era por estar atrapado en hábitos incorrectos. Entonces decidí hacer un experimento. Cortar de tajo el entorno virtual interactivo. Desconectar de mi aparato todas las alertas y redes, y solo utilizarlo como tumba-burros, teléfono regular o guía-roji (mapas). Ipso facto gran parte de mis ansiedades se esfumaron.Biblioteca publica NY ene 2 19

Las horas de chat fueron sustituidas por horas de lectura, escritura, sueño o ejercicio; lo “que pasa si eso pasa” fue sustituido por “no pasa nada” porque no hay depredadores. La sensación de desolación fue sustituida por un sentimiento de realización. Esto sucede con el “poder del hábito”. Pruébalo. Decide cambiar alguno de tus hábitos. Llevará tiempo consolidarlo, pero el beneficio empieza en el momento de la decisión. El sabor de boca es fenomenal. Si tienes el hábito de ver tele, no la veas; de fumar, no fumes, de criticar, no critiques; de enojarte, no te enojes. Si chateas o haces amigos virtuales, indiscriminadamente, no lo hagas. ¿Cómo? Decide cambiar. Cambia. Haz un plan. Ejecútalo. Si caes, revísalo. Empieza de nuevo. Si caes, revísalo. Empieza de nuevo. Y así.

Más información sobre lecturas, cursos o seminarios del Dr. Andere, aquí: http://www.eduardoandere.info/seminarios.html

Crianza y Escuela y las dos Reformas Educativas

Recordatorio para el seminario del Dr. Andere del 26 de enero de 2019. Últimos días de registro con mayor descuento.

Compartimos en la foto la columna del Dr. Andere sobre Las dos reformas educativas (de AMLO y Peña) publicada en el Reforma el 16 de diciembre de 2018.

PROGRAMA: http://www.eduardoandere.info/seminarios.html

Informes y registro: juan@eduardoandere.net

Crianza, escuela y aprendizaje

Crianza y Escuela:

Si quieres saber cómo la crianza se relaciona con el aprendizaje, cuál es la mejor manera, cuándo y cómo, de enseñar valores y emociones; qué tipo de escuela es mejor para mis hijos, qué tipo de método pedagógico es más apropiado, cuál es la mejor forma de escuela y aula en la era digital, cómo serán las escuelas del futuro, cuál es la diferencia entre criar y enseñar y entre enseñar y aprender, cuál es la diferencia entre educar para ganar y educar para crecer y cuál es el verdadero papel de la tecnología digital en la educación de los niños y jóvenes, este seminario es para ti. Más informes en: BLOG o PÁGINA. Pocos días para inscribirse a precio reducido. A la primera persona interesada en participar que nos diga vía el BLOG del Dr. Andere o la página de Facebook del Dr. Andere, el título y autor de la pintura representada en la fotografía recibirá un 15% de descuento para asistir al seminario.

En la Política de Aristóteles ¿es AMLO Pericles?

pericles_pio-clementino_inv269_n2

Busto de Pericles: Imagen de Wikipedia

Aristóteles, en su libro La Política, hace un análisis de las formas correctas y equivocadas de gobierno. En las correctas ubica a la monarquía y a la aristocracia. La mejor forma de gobierno, en todos los casos, según Aristóteles, es la aristocracia, el gobierno de los mejores, y los mejores son los filósofos y los sabios. La monarquía es una forma correcta si el monarca es un hombre sabio, digamos tipo Pericles, aún y cuando su estatura sea controvertida. Sin embargo, los sabios no se interesan por la política y los Pericles son muy escasos.

Entonces, Aristóteles cambia su marco de análisis de las mejores formas de gobierno en un mundo ideal, a las mejores formas de gobierno en un mundo real. Ahí es cuando Aristóteles concluye que la democracia, la oligarquía y la tiranía son formas equivocadas pero realistas.

Después de una lucubración cuidadosa Aristóteles considera que esas tres formas de gobierno son equivocadas, porque en lugar de buscar el interés común, en la democracia, las mayorías verán por su interés; en la oligarquía, los pocos velarán por el suyo y en la tiranía el gobernante verá para sí mismo.

Por tanto, Aristóteles concluye que la mejor forma de gobierno, en el mundo real, sería la poliarquía. La poliarquía es una combinación de democracia y oligarquía. En otras palabras, una democracia que está atenta a los intereses de las minorías o una oligarquía que está atenta a los intereses de las mayorías. Es un justo medio.

Es difícil predecir lo que la era AMLO traerá para México. Uno puede tratar de hacer predicciones con base en dos escenarios: el ideológico, con las promesas de campaña y las declaraciones y acciones de la transición; o el histórico, con el comportamiento del líder en el pasado. Si uno es político, la inclinación es hacia la ideología; si uno es neurólogo, la inclinación es hacia la conducta histórica.

Como quiera que sea, tenemos varias fuentes de información que alimentan el pensamiento crítico. Primero, el contundente triunfo que coloca a AMLO en una oportunidad histórica para un cambio en México. Segundo, el tema del NAIM, y las encuestas como un método sui generispara la toma de decisiones, que nada tiene que ver con política pública pero sí con la política de la política pública. Tercero, el tema de las comisiones bancarias (y después de la legislación minera) que desplomaron a la bolsa y el único que pudo medio rescatarla fue justamente AMLO.

Las encuestas de AMLO, como los Tweets de Trump, no tienen que ver con un análisis técnico; son movimientos estratégicos de jugadores en un tablero de ajedrez político. Tratar de extraer un argumento técnico es fútil. Son medidas, quizá erróneas, quizá correctas, de un juego político de suma cero.

En el tema de la iniciativa morenista de reducir o cancelar las comisiones bancarias, es difícil pensar que los legisladores operaron de motu proprio. Es más lógico pensar en una versión realista del poder. En esta versión, el “príncipe o monarca” juega ajedrez con un movimiento que desestabiliza a los mercados, para después, en una jugada magistral—de libro de texto en teoría de juegos—sale al rescate para mostrar el poder de su músculo. El estratega utiliza a la torre o al alfil para lograr una posición superior en el tablero político. Es un lenguaje estratégico que sienta a los banqueros en la mesa de negociación para que los banqueros o empresarios, flexibilicen su posición y se la piensen. ¿Qué deben hacer los banqueros? Reconocer el juego, y pensar como estrategas, no como banqueros.

¿Es AMLO, el monarca sabio de Aristóteles? El único que lo sabe es él. Los demás solo podemos especular o esperar. Si utilizamos a Pericles como la metáfora del monarca sabio, Pericles antepondría la ciencia a la ideología; Pericles, lucharía por una poliarquía y se rodearía de un equipo crítico.

El líder sabio abre su mente porque sabe muy bien, según la frase atribuida a Frank Zappa, que “la mente es como un paracaídas, solo funciona cuando se abre.”

Seminario: Crianza, escuela y aprendizaje

Objetivo. Proporcionar información a padres de familia, maestros, directores de escuela y autoridades educativas sobre lo que la ciencia y la práctica educativas en el siglo XXI sugieren para encaminar a niños y jóvenes a su realización y éxito en la vida.

Duración. Un día de trabajo dividido en tres módulos.

Contenido:

Módulo 1. ¿Qué sí y qué no funciona en la formación de mis hijos?

  • El cerebro y la mente
  • Crianza y su impacto sobre el aprendizaje
  • ¿Quiénes son los padres helicóptero?
  • ¿Cuál es la diferencia entre padres ocupados y padres negligentes?
  • ¿Qué factores impactan más el aprendizaje?
  • ¿Qué son habilidades suaves y habilidades duras?
  • ¿Cuándo y cómo enseñar la administración o manejo de las emociones?
  • ¿Cuál es la mejor manera de enseñar los valores?
  • ¿Cuáles son los valores de la escuela de mis hijos?
  • Criar a los hijos como proyecto versus como proceso
  • ¿Cuál es la diferencia entre padres carpinteros y padres jardineros?
  • ¿Cuál es la mejor escuela para mis hijos?
  • ¿Cuál es el mejor maestro para mis hijos?
  • ¿Cómo afecta la abundancia de la pobreza al aprendizaje de los hijos?
  • ¿Cómo afecta la pobreza de la abundancia al aprendizaje de los hijos?
  • ¿Cómo puede la escuela atender a mis hijos con requerimientos especiales de aprendizaje?           

Módulo 2. ¿Qué sí y qué no funciona en el aprendizaje escolar de mis alumnos?

  • ¿Qué significa ser maestro en el siglo XXI?
  • ¿Está en peligro mi trabajo como maestro en la era digital?
  • Si los maestros del futuro serán robots, ¿cuál será el papel del maestro humano?
  • ¿Cómo se forma actualmente a los maestros en Finlandia que iniciarán su docencia a partir del 2020?
  • ¿Cuál es la diferencia entre criar y enseñar?
  • ¿Cuál es la diferencia entre enseñar y aprender?
  • ¿Qué son las comunidades profesionales de aprendizaje?
  • ¿Cuál es la pedagogía del aprendizaje en el siglo XXI?
  • ¿Qué es mejor? El humanismo o el conductismo
  • ¿Qué es mejor la técnica constructivista o la técnica transmisora?
  • ¿Cómo son los ambientes de aprendizaje en el aula en las escuelas de las potencias educativas mundiales?
  • ¿Cuál es el fin de la educación escolar: educar para ser el mejor o para ser mejor; para ganar o para crecer?

Módulo 3. ¿Qué sí y qué no funciona en el liderazgo de mi escuela?

  • ¿Qué significa ser director o autoridad educativa en el siglo XXI?
  • ¿Cuál es la diferencia entre dirigir una escuela selectiva y no selectiva?
  • ¿Qué significa ser superlíder en la escuela o en el distrito escolar?
  • ¿Cuál es el verdadero papel de la digitalización en el aprendizaje de niños y jóvenes?
  • ¿Cómo seleccionar la mejor solución tecnológica en mi escuela?
  • ¿Cómo seleccionar los libros de texto?
  • ¿Cuál es el mejor enfoque pedagógico?
  • ¿Cuál es el tamaño ideal de un salón de clases?
  • ¿Cómo apoyar a los niños con dificultades de aprendizaje?
  • ¿Qué hacer con el cambio de los niños al pasar de la primaria a la secundaria?
  • ¿Cómo resistir la estandarización educativa, en materiales educativos, en currículos y en resultados de desempeño?
  • ¿Cómo tratar con padres de familia desde los helicópteros y bravucones hasta los ocupados, desinteresados y negligentes?
  • ¿Deben existir en mi escuela planes individualizados de aprendizaje?
  • La escuela no es una institución donde se deposita a los niños para regresarlos con “intereses”. La escuela es parte del continuum de vida de todos nosotros.

Nota sobre los módulos y contenidos: El primer módulo está orientado hacia la importancia de la labor del hogar en el aprendizaje; el segundo módulo, hacia la labor del maestro; y el tercer módulo hacia la labor de los directores y autoridades. Los tres módulos otorgarán una visión integral de la educación y el aprendizaje para atender mejor a los hijos, alumnos y maestros. Sin embargo, los padres de familia u otros asistentes que solo quisieran asistir al primer módulo recibirán un descuento del 50% sobre el costo total del evento, lo que les otorgará acceso únicamente al módulo 1.

Los puntos señalados en cada módulo no se traducen en incisos de un temario. Son los puntos y preguntas que serán abordados por el Dr. Andere durante la ejecución de las presentaciones.

Material a entregarse: Un día antes del seminario las presentaciones estarán disponibles en formato PDF en una dirección de URL para que los participantes las descarguen de la manera que consideren más adecuada.

Constancia: Se entregará constancia firmada por el Dr. Eduardo Andere para las personas que así lo soliciten.

Costos:

Para Inscripciones antes del 15 de enero de 2019:

2,050 pesos, IVA incluido. (1,025 pesos IVA incluido) para quienes se inscriban solo al módulo 1.

Para inscripciones a partir del 15 de enero y hasta el día del evento:

2,450 pesos, IVA incluido. (1,225 pesos IVA incluido) para quienes se inscriban solo al módulo 1.

Las personas que hayan asistido a alguno de los últimos tres seminarios abiertos del doctor Andere recibirán un descuento del 20% sobre los precios anteriores.

Estacionamiento: 180 pesos durante el evento.

PROCESO DE INSCRIPCIÓN

Los interesados deben recibir de la oficina del Dr. Andere un formato de inscripción con datos generales e información para los pagos y registros.

FORMATO DE INSCRIPCIÓN

Para recibir el formato de inscripción y pago, los interesados deben escribir a juan@eduardoandere.net

Lugar: Hotel Galería Plaza. Hamburgo 195, Juárez, 06600 Ciudad de México, CDMX Teléfono 01 55 5230 1712. Ubicado a dos cuadras del Angel de la Independencia.

Fecha: Sábado 26 de enero de 2019

Horario:

Registro: 8:00 horas

Módulo 1. 8:30 a 11:30

Módulo 2. 12:00 a 14:30

Módulo 3. 16:00 a 18:30

Conclusiones y ajuste: 18:30 a 19:00

Habrá un receso intermedio de 20 minutos en el primer módulo y de 10 minutos en los otros dos módulos.

La posvoz popular en el siglo XXI: globalidad, corrupción y eficiencia

Nueva York. Noviembre 7, 2018. Vivimos épocas de cambios y contrastes. También vivimos épocas de derrumbes de mitos. Hace apenas un par de décadas los sistemas educativos en el mundo se reformaban para enseñarles a los niños las habilidades para vivir en un mundo más global, abierto, democrático y competido.

Tengo en mis manos un libro de 2002 de una prestigiada académica, Nelly Stromquist, titulado: “Educación en un mundo globalizado”. En las conclusiones la profesora dice: “El concepto de ciudadanía está siendo redefinido, de facto, por los altos niveles de migración y por una cultura de globalización (…). Los educadores (…) se enfrentan con pesadas responsabilidades en la era de la globalización.”

Hoy en día, con la caída de las democracias en el mundo (solo 4.9% de la población mundial vive en democracias completas); el aumento de gobiernos autoritarios (la tercera parte de la población mundial vive bajo autoritarismo); con el nuevo proteccionismo, liderado por Brexit y Trump, y la monumental guerra de tarifas entre Estados Unidos y China; con la significativa reducción en la tasa de aceptación de migración de países ricos, al pasar de 3.1 millones de migrantes en 2010 a 2 millones en 2015, y con el aumento de gobiernos nacionalistas o ultranacionalistas, populistas o conservadores, y la entronización en el seno de la ONU, por parte de Trump, supuesto “líder del mundo libre”, de jerarcas totalitarios, se pinta un panorama poco promisorio en el corto plazo para la humanidad.

Para los nuevos líderes emergentes que pregonan políticas nacionalistas y proteccionistas, contrarias a las fuerzas del mercado, y al interés común, su arma de popularidad ha sido la creciente, persistente y percibida desigualdad entre los pocos muy ricos y los muchos muy pobres que ha dejado la renovada Pax Americana a partir del deshielo de la Guerra Fría, 1990. En estas condiciones, para estos líderes es muy fácil echarles la culpa a los extranjeros de todos lo males internos, o a la corrupción de todas las desgracias de la población.

Sin embargo, ni los extranjeros ni la corrupción son los peores enemigos de la nueva era proteccionista. El verdadero enemigo es la ineficiencia o “corrupción cínica” detrás de la posvozpopular.

En muchos casos de las decisiones gubernamentales no hay ilegalidad o corrupción, pero sí ineficiencia o despilfarro. A veces los costos de la ineficiencia o despilfarro pueden ser superiores a los de la ilegalidad o corrupción. No existe un delito que tipifique la ineficiencia.

En las democracias simuladas, como la estadounidense, la mexicana, la británica o la brasileña donde los líderes no ganan en una justa de ideas razonadas y fundamentadas en los hechos sino con base en posverdades (distorsión deliberada de una realidad con el fin de influir en la opinión pública) el peligro es que en los plazos mediano y largo el daño sea generalizado sobre todo para quienes apoyaron (posvoz) la idea oculta detrás de la posverdad.

Se requiere de líderes profundamente auténticos y éticos, antes conocidos como estadistas, que sean capaces de analizar la verdad o la realidad detrás de una auto-imagen narcisista alimentada por la “posvoz” populista (idea de que la voz populista, por ser mayoritaria, es verdadera o correcta).

El martes pasado en un día lluvioso, nublado, y propicio para el boleto republicano (porque la gente sale a votar menos en días lluviosos y entre menos votantes el resultado se carga más hacia el partido del elefante) se llevaron a cabo las elecciones de medio término. Tal y como se esperaba, los republicaron ganaron y aumentaron la mayoría en el Senado pero la perdieron en la Cámara Baja. Esto implica, por lo menos para dos años, un gobierno dividido. Lo cual es bueno, en este caso, para todos.

Trump ha demostrado una impresionante capacidad de comunicación a través de Twitter y lo seguirá haciendo con posverdades. Lo que ha resultado en una sociedad dividida y segregada, con posiciones extremas que buscan grandeza en el proteccionismo, y odio a todo lo que es diferente; lo que no es “americano”. Trump, como otros líderes de este nuevo siglo, confunden el significado del ciudadano decente, en el mejor sentido aristotélico. No es la condición de estadounidense, mexicano, británico o brasileño lo que hace al buen ciudadano; si la condición de buen ciudadano lo que hace al buen estadounidense o mexicano.

Así como debemos re-pensar los beneficios de la transparencia en contraste con los costos económicos de la ineficiencia, debemos re-pensar los beneficios de la democracia en contraste con los costos de la posverdad y la posvoz. La posverdad es al líder como la posvoz es a los seguidores.

Si queremos un futuro iluminado para nuestros hijos, necesitamos más integración y menos polarización; necesitamos más verdad y menos simulación; más transparencia y sobretodo más eficiencia. Un líder auténtico debe, por supuesto, pensar en los costos de la corrupción, pero también de la ineficiencia.

Democracia Transp Educacion 2018

 

 

 

eduardoandere.net

 

 

 

 

Los mercados y la política: EEUU y México

La Ciudad de Nueva York salió de las fiestas de Halloween y se prepara para las celebraciones del Thanksgiving y de fin de año. El clima en estos días es ligeramente frío entre 9 y 14 grados centígrados, y como siempre, con mucha ebullición en las calles; pero el maratón del 4 de noviembre con un cielo azul y sol radiante, crea un ambiente de fiesta.

Nueva York sigue siendo el destino favorito de propios y extraños. ¿Por qué una ciudad tan sucia, ruidosa, infestada de ratas, apelmazada, repleta de tráfico, y con un metro que a la vez que eficiente es también basurero, recibe a tantos turistas y negociantes? Bueno, en gran parte porque Nueva York es el centro financiero mundial; la capital culinaria del continente americano; la capital comercial del mundo, la capital de editorial y una de las capitales más importante en museos, galerías, música, teatros y centros nocturnos. Justo en la ciudad más integrada del mundo vive el presidente más proteccionista y controvertido de las últimas décadas.

La Ciudad de Nueva York alberga también a la Universidad de Nueva York que aloja al mayor número de estudiantes extranjeros en Estados Unidos, con un total de 17 mil estudiantes de más de 140 países.

Más diverso y global que la Universidad de Nueva York es su sistema escolar. Este distrito atiende a una población escolar que aloja a niños cuyas lenguas maternas suman más de 200, casi el mismo número de países en el mundo. Por supuesto que Nueva York presume tener a una de las escuelas de Estados Unidos que más estudiantes envía a la Universidad de Harvard, esta es Stuyvesant High School, la cual he visitado dos veces, según lo tengo documentado en un par de mis libros.

Nueva York también hospeda al presidente Trump, justo en uno de sus edificios ubicado en la 5ª Avenida entre las calles 56 y 57. Las calles que rodean al edificio están cerradas como si se tratara de un bunker. Eso no quita que decenas de turistas en un momento dado se detengan a tomar fotos del edificio con cara de asombro. 

Escribo estas líneas en la famosa Biblioteca Pública de la Ciudad de Nueva York, una de las más hermosas y visitadas de toda la Unión Americana. Las escribo en una semana singular, tanto para México como para Estados Unidos. Existen en los dos lados de la frontera dos naciones tan cercanas y tan alejadas en todos los sentidos.

Las noticias de la semana en Nueva York, según se lee en el portal del New York Times, son la decisión de Trump y los candidatos del Great Old Party (republicanos) de utilizar a la inmigración y los temas raciales como las “marcas” para las próximas elecciones en noviembre 6. Le siguen otras historias como la masacre en la sinagoga de la ciudad de Pittsburgh y la decisión de Angela Merkel de no buscar la reelección, así como la posible decisión de Hillary Clinton de buscar la candidatura para la presidencia en el 2020.

Los mercados en Estados Unidos, siguen mostrando debilidad, aunque el reporte de desempleo más reciente es uno de los más bajos de la historia documentada. Algunos piensan que este podría ser el final de un largo ciclo de crecimiento en la economía estadounidense. Está por verse. Pero si las elecciones se deciden por el bolsillo de los votantes, el GOP ganará el martes. Sin embargo, las estimaciones apuntan a resultados mixtos; que los republicanos ganen la mayoría en el senado y pierdan la mayoría en la cámara baja.

En México, las noticias de la semana según el portal del Reforma son el resultado de la encuesta sobre el NAIM y la decisión de cancelarlo, y las interminables caravanas de migrantes provenientes del sur de la frontera.

La semana antepasada participé en un seminario en la ciudad de Comitán de Domínguez (hogar de Belisario Domínguez y Rosario Castellanos, organizado por el CRESUR) y deambulando en el atardecer por su pintoresco centro, observé a decenas de familias, todas hondureñas, apostadas en diversos lugares pidiendo ayuda. Es un tema extraordinariamente delicado tanto desde el punto de vista humano como político e internacional. Esta historia apenas comienza para México y EEUU.

Los mercados en México han tenido, un subibaja excepcional en la última semana, de casi colapso el 29 de octubre a una recuperación asombrosa el jueves primero de noviembre. El mercado está nervioso tanto por los acontecimientos bilaterales con Estados Unidos, como por el cambio de gobierno en México el primero de diciembre.

La enorme caída del mercado en la última semana de octubre, es quizá una probadita para el gobierno entrante de lo que pudiera suceder, si los mercados perciben que las decisiones públicas no son positivas. En los tiempos modernos, bueno, siempre, pero ahora más por aquello de la revolución de la información digital, nadie es más poderoso que el mercado, vamos ni los presidentes de sus repúblicas.

Los mercados al igual que los políticos no tienen moral, reaccionan frente a las noticias sin ningún empache ético. Cualquier intención de controlarlos los azuza ferozmente. Las sociedades de democracias imperfectas o incompletas como las de México y Estados Unidos van a vivir épocas difíciles. Si los líderes de ambas naciones toman decisiones con base en sus propias ideologías y no en el bien común, tarde o temprano serán castigadas por los mercados. Si los mercados se alteran y se ponen histéricos, las consecuencias pueden ser desastrosas para toda la sociedad. Por poderosos que sean los presidentes de México y Estados Unidos, en realidad, nadie quiere alterar a los mercados. Un pueblo resentido y un mercado histérico es una combinación fatal para la democracia. Buen gobierno y buena economía, con mercados estables y crecientes, son la mejor fórmula para salir de la pobreza. Para que los mercados estén apacibles los líderes deben ser prudentes.

Gobernar por el pueblo y para el pueblo, no es lo mismo que un pueblo que gobierna. Eso es un oxímoron. El pueblo manda en las elecciones; si mandara siempre los gobiernos saldrían sobrando. Pero un pueblo sin gobierno sería un caos.