Educación a distancia o educación presencial ¿Qué es mejor?

¿Cuáles son mejores: las escuelas cibernéticas o las escuelas de ladrillo?

Por Eduardo Andere M.

Un debate actual en educación es el del uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en las escuelas y universidades. Nadie le dice que no a la tecnología, su marcha es imparable.

IMG_8466

Pero, ¿qué dice la evidencia al respecto?

  1. En general, y en condiciones comparables (ceteris paribus), los niños de escuelas de ladrillo y concreto obtienen mejores resultados que los niños de escuelas que favorecen más que proporcionalmente la educación a distancia, cibernética, de aula invertida o híbrida. Esto es especialmente cierto para el caso de niños que provienen de familias socioeconómicamente desfavorecidas.
  2. A nivel medio superior y superior, la universidad a distancia beneficia más a los jóvenes que no la necesitan, es decir, los que asisten a educación presencial, que a los que la necesitan, es decir, los que no asisten a educación presencial.
  3. Entonces, ¿por qué los gobiernos de todo el mundo insisten, por un lado, en repartir computadoras y tabletas en escuelas básicas y, por el otro, en ofrecer educación a distancia para aumentar la cobertura en educación media y superior?

Mis comentarios:

  1. Las computadoras y los programas de software por muy poderosos y amigables que sean, deben saberse utilizar con inteligencia, creatividad y profundidad. Para ello, la vieja y famosa interacción entre el adulto mediador responsable y conocedor (maestro) y el aprendiente (discípulo), sigue siendo, hasta ahora, la mejor fórmula. Esto es especialmente cierto en los casos de niños de familias menos favorecidas socioeconómicamente porque en estos casos los aprendientes tienen menos oportunidades para el aprendizaje que sus compañeros más favorecidos. Estas oportunidades son: mejores maestros, mejores recursos educacionales, más y mejores actividades extra-escolares, más presión para el desempeño escolar, mejores hábitos.
  2. Precisamente los jóvenes que quedan fuera de las escuelas y universidades de ladrillo y concreto son quienes menos saben estudiar; son precisamente los que más necesitan de un maestro y mentor. Y los mejores estudiantes de secundaria y preparatoria que acuden a las mejores instituciones de educación media y superior, son quienes mejor manejo tienen de los métodos y estrategias de estudio. Ellos saben cuánto estudiar, qué estudiar, cómo estudiar y están motivados. Ellos sabrían mejor que sus compañeros fuera del ladrillo y concreto dónde buscar la información y cómo estudiarla para entenderla y aprenderla.
  3. En el caso de la educación básica los gobiernos regalan artilugios porque los estudios de factores asociados al aprendizaje indican que los niños que tienen más acceso a computadoras en las escuelas y sus casas, obtienen mejores resultados en pruebas estandarizadas. Lo mismo es cierto con los libros. Los niños que tienen más libros en sus casos por lo general obtienen mejores resultados en pruebas estandarizadas como PISA, Enlace, Excale y similares. Pero esto es una variable condicionada: tantos las computadoras y tabletas como los libros deben utilizarse y leerse adecuadamente. Para ello, se requiere educación y  maestros. De otra manera, si la variable fuera directa, pues la autoridad debería entregar computadoras, tabletas y libros a diestra y siniestra y cerrar las escuelas. En el caso de educación media y superior, los gobiernos están fascinados con la opción digital no porque sea la mejor sino porque es la más barata. Pero esta falacia hará crecer la brecha entre los que saben y los que no saben. En la era del conocimiento, a la desigualdad en ingreso y riqueza, tendremos que agregar la desigualdad en el conocimiento.

Por tanto, es preciso entender lo que nos dice la evidencia científica y el sentido común para evitar políticas públicas erróneas y costosas.

Colofón: La destreza en el manejo de un artilugio no necesariamente implica el uso inteligente y creativo.

¿Cómo serán las escuelas del futuro?

Las escuelas del futuro

IMG_7631

Por Eduardo Andere M.

¿Cómo serán? Ciertamente muy distintas a las actuales, pero todo dependerá de qué tan lejos coloquemos la mira. En diez años, las escuelas del mundo, unas más que otras, se parecerán mucho a las actuales, pero con más artilugios, más modernos, más y mejor conexión a Internet. En diez años todavía nos referiremos a las escuelas como ambientes o comunidades de aprendizaje aunque literalmente no lo sean. Algunas escuelas tratarán de ser modernas por cuanto a los espacios abiertos, iluminados, aulas o edificios polivalentes, más jardines, más estudios de arte, menos libros y más laptops, tabletas, teléfonos inteligentes, o aparatos similares. Sin embargo, el gran brinco vendrá entre 20 y 30 años, cuando las escuelas en lugar de crecer en tamaño se reduzcan; los tiempos de los niños en los planteles como los conocemos hoy disminuirá, y los “ambientes de aprendizaje” serán los parques, las bibliotecas (que se llamarán centros de aprendizaje), los museos, los bosques, las áreas verdes, las empresas y los hogares. La escuela estará más cerca a la fuente del saber sensorial, para que los niños tengan experiencias directas con el tema de la “lección” en turno.

IMG_4331Ya existen en el mundo escuelas sin muros, techos, aulas, instalaciones físicas; con maestros entrenados para enseñar física, matemáticas, lectura, arte, deportes y ciencias, directamente en los ríos, lagos, montañas, bosques, estadios.

Lo que ahora hacen algunas escuelas de manera esporádica o excepcional, en diez años será la regla.

En la era del conocimiento comprimido (a través de una tableta o un teléfono inteligente) será todavía más importante que los niños tenga una experiencia RICA de aprendizaje, al ver, oler, tocar, mirar el fenómeno o evento de la lección directamente. Entre más rápido mudemos de tipo de escuela, mejor para el cerebro. Así que quien quiera adelantarse sería oportuno empezar ahora. El cambio podría ser gradual; pero que se dará, parece inevitable. Parafraseando a David Hume, el padre de la psicología cognitiva: no es lo mismo ver a una mariposa plasmada en una fotografía o en un “power point” que en su hábitat natural. No es lo mismo pensar en cruzar el río que cruzar el río.

Las Laptops de la SEP

El 26 de Marzo de este año la SEP publicó en su portal que adquirirá 240,000 laptops para obsequiar a los estudiantes de 5o y 6o de primaria de las escuelas públicas de Colima, Sonora y Tabasco a partir del próximo ciclo escolar. Este programa se ampliará a toda la República, lo que implica la adquisición de alrededor de 4.5 millones de laptops. No existe evidencia consistente del resultado de programas “una computadora por niño”. Y la poca evidencia científica señala la ausencia de relación entre desempeño y laptops. A mi modo de ver las cosas, esta es una política pública errónea, no basada en evidencia y que corre el riesgo de repetir el fiasco de Enciclomedia. Estoy en el proceso de terminar un artículo detallado sobre mi opinión al respecto del anuncio de la SEP. Una vez terminado, lo publicaré dando aviso a través de diversos medios.

EA