Un día cotidiano en la Ciudad de Nueva York

Un día en NYC

Es un día normal de los que la humanidad entera vive en el siglo XXI, en diferentes contextos. No dejo de pensar en las víctimas y horrores de los sismos de México y de la matanza de Las Vegas. Unos ocasionados por actos de la Naturaleza y otros por la maldad de un hombre. Hay una especie de histeria colectiva, que de alguna manera es parte de la vida diaria.

En una de mis tantas rutinas y de tanto shuttle o vaivén entre la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York (NYC), estoy sentado en el segundo vagón del tren LIRR entre la estación Jamaica (cercana al aeropuerto JFK) y la estación Penn en el mero corazón de Manhattan (uno de los cinco distritos de NYC). El tren se detiene a unos dos minutos después de partir de la plataforma. Por el momento nada es inusual. Con frecuencia sucede eso. Mientras tanto, yo sigo concentrado con el devenir del día. Unos minutos después el maquinista dice algo así: “Todos los policías a bordo del tren por favor vengan al primer vagón”. En ese momento el maquinista despertó la atención de todos. Algunos de los pasajeros a mi alrededor empezaron con onomatopeyas. Otros con, “no otra vez”; “y ¿ahora qué?”; “Shit”. No había nada qué hacer, pero esperar. La adrenalina se activó. En cuestión de segundos empezaron a brotar policías no uniformados con paso acelerado a través de los vagones hacia el frente del tren. Fluían uno tras otro, jóvenes y no tan jóvenes, mujeres y hombres, blancos y de color. Por la forma que estaban vestidos uno juraría que eran pasajeros. La amígdala, es decir, el centro neuronal del cerebro donde se activan las señales de alarma para “huir, atacar o pasmar” se activó inmediatamente en mí y el resto de los pasajeros. Pero sin alternativas. Así que todos nos quedamos sentados esperando noticias, sin movernos, observando a través de las puertas que unen vagones. La decena de policías que corrieron al primer vagón obstruían la visión de la acción. La falta de opciones apaciguó mi amígdala y la de los demás. Es algo raro.

Como a los 5 minutos uno de los policías regresó con paso firme del primer vagón y cuando pasaba dijo, “a crazy guy“. Esa fue toda la información. Esperamos unos 10 minutos más entre plataformas. El regreso del policía de alguna manera calmó los ánimos. Minutos después, en el altavoz una voz femenina dijo lo siguiente: “Tenemos que regresar a la estación Jamaica. Sentimos la demora”. Otros 5 minutos y el tren empezó a moverse en reversa. La gente se levantó de sus asientos para salir del tren. Llegamos a la estación y las puertas no se abrieron. Pero justo al principio de la plataforma estaba un grupo de unos 10 policías neoyorquinos uniformados y armados esperando al tren. Ahí estuvimos cinco minutos cuando por mi ventana pasaron los policías con el “crazy guy” (un hombre de alrededor de 35 años de edad, caucásico, con barba y pelo cortos) esposado y flanqueado por dos policías que lo asían por los brazos y otros 10 que los seguían. Hubo cambio de maquinistas. En el tren no se abrieron las puertas para entrar y salir. La gente regresó a sus asientos. Yo no me inmuté. Solo observé y pensé: un día cotidiano.

El resto del día lo ocupé entre caminar y leer. Ahora estoy sentado en el décimo piso de la biblioteca principal de la Universidad de Nueva York. Justo para iniciar más lectura y redacción. Uno de tantos días similares en mi vida, con vista al famoso y popular Parque Washington en Greenwich Village donde nace la Quinta Avenida y cruza la Calle Cuarta. Y a unos minutos de reunirme con la ex-decana de la escuela de cultura, educación y desarrollo humano de la Universidad de Nueva York.

Vista biblioteca NYU Oct 3 17

Un pensamiento en “Un día cotidiano en la Ciudad de Nueva York

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s