Se desata debate sobre Shanghái y la inadecuada presentación de resultados de PISA de la OCDE

Los resultados de PISA 2012 se publicaron el pasado 3 de diciembre. Al igual que 2009 la OCDE publica el ranking de los países  o economías del mundo participantes. Para PISA 2012 se publicaron los resultados de 65 países o economías. Entre ellos destaca Shanghái, al que la OCDE lo coloca al mismo nivel educativo que el resto de los países participantes; solo que Shanghái no es país, ni región administrativa autónoma, ni representa a China. Shanghái es una ciudad, provincia o municipio de 23-24 millones de habitantes en un país de 1350 millones de habitantes. Si las provincias de China quieren participar en PISA, los resultados debieran darse en listas de regiones y no de países como sucede con otros países como Bélgica, Gran Bretaña o Italia. Comparar a un municipio con un país es un error en educación comparada. La OCDE no debería hacer eso y derivar lecciones para una comparación técnicamente incorrecta. La presentación de resultados viola los principios mínimos de  comparabilidad. Un aperitivo del debate por el lado académico lo pueden encontrar aquí: http://www.brookings.edu/blogs/brown-center-chalkboard/posts/2013/10/09-pisa-china-problem-loveless; otro aquí´en una publicación de la revista TIME: http://world.time.com/2013/12/04/china-is-cheating-the-world-student-rankings-system/. Acto seguido la OCDE respondió con un duro artículo por parte del director de PISA a los críticos académicos: http://oecdeducationtoday.blogspot.fr/2013/12/are-chinese-cheating-in-pisa-or-are-we.html. Y finalmente el Think Tank Brookings responde con una crítica severa a PISA OECD señalando el acuerdo especial de OCDE-CHINA como poco transparente, desordenado y surrealista: http://www.brookings.edu/blogs/brown-center-chalkboard/posts/2013/12/11-shanghai-pisa-scores-wrong-loveless?rssid=brown&utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+BrookingsRSS%2Fcenters%2Fbrown+(Brookings+Centers+-+Brown+Center+on+Education+Policy). Yo creo, como lo he mencionado en otras ocasiones, que en el mejor de los casos las cifras de China-Shanghái no son comparables, y en el peor de los casos erróneas, derivadas de un muestreo equivocado por parte de la OCDE. Esta es una historia que de comprobarse podría sacudir las estructuras más profundas de PISA en la OCDE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s