Más sobre el Debate Brookings-OCDE en torno a los errores de PISA-Shanghái 2012

El punto medular del debate es la muestra estadística. Como siempre la parte más delicada de las estimaciones estadísticas tiene que ver con la muestra. Brookings, en este caso bajo la pluma del profesor Tom Loveless, citando algunas declaraciones de otros expertos en China o el tema a colación, sostiene que la muestra de la OCDE sobre Shanghái está totalmente sesgada; basada en una población pre-seleccionada de estudiantes de padres de familia altamente educados que no incluye a la población total de alumnos de 15 años de edad constituida también por inmigrantes del campo  y sujetos a una política de restricción de migración dentro de China conocida como Hukou (prueba de residencia municipal). Bajo esta política la población inmigrante a las ciudades como Shanghái no tendría derecho a los servicios educativos, de salud y sociales de alta calidad de los habitantes oriundos o con residencia legal en Shanghái. Al excluir a esta población migrante de la muestra se comete un profundo error estadístico que producirá resultados sesgados e inválidos. Según Loveless Hukou es una política de restricción migratoria con violación de derechos humanos. En sus palabras textuales (traducidas por mi) Loveless dice:  “Y ahora por tres años corridos, la OCDE Y PISA continúan en la promoción de una imagen distorsionada del sistema escolar de  Shanghái, al guardar silencio en la súplica de los niños migrantes chinos y lo que constituye una de las más grandes calamidades sobre los derechos humanos de nuestro tiempo.” La respuesta de la OCDE en voz del director de PISA, Andreas Schleicher se limita a sostener que en realidad las críticas a PISA-Shanghái son producto de un chovinismo americano y europeo en contra de China, y acusa a los críticos de no haber leído los extensísimos informes o reportes principales y técnicos de la OCDE. Sin embargo, a mi juicio Brookings, en pocas páginas, ofrece argumentos convincentes de que los resultados no son creíbles, comparables y transparentes. La crítica de Loveless apunta a un trato preferencial y poco transparente de PISA con respecto a China. De ser este el caso, si Loveless tiene razón, el prestigio y credibilidad de PISA, cuestionado por varios académicos desde hace años, se derrumbaría por completo. Cualquiera que sea el resultado de este conflicto sobre la aplicación meteorológica pero con graves consecuencias de política pública para muchos países y gobiernos, incluido el mexicano que prestan sumisión total a las sugerencias de la OCDE como si se tratara de una ex cátedra, a pesar de estar basadas en análisis erróneos, es que la postura de PISA-OCDE de comparar en forma de ranking los resultados de una ciudad de China con países completos, pequeños y grandes. A veces los “papas” se equivocan, aún en ex cáthedra.

Un pensamiento en “Más sobre el Debate Brookings-OCDE en torno a los errores de PISA-Shanghái 2012

  1. Gracias por los artículos sobre Shangai. Si es una provincia autónoma, entonces habría que conocer sus programas y planes de estudio,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s